La “guerra” de Piñera deja muertos de un solo lado

El caos en Chile ya provocó la muerte de una decena de personas y más de 1200 detenidos luego del toque de queda declarado por el presidente Sebastián Piñera el viernes pasado.

 lunes, 21-octubre-2019

Las protestas comenzaron por la suba del boleto del metro, que fue suspendida luego de los incidentes.


La suba del boleto del metro inició el incendio de protestas y disturbios en Chile, que venía acumulando presión y descontento por las profundas desigualdades que atraviesan la trama económica y social de su población. El viernes, el presidente Sebastián Piñera declaró el estado de sitio en el país, mientras la cifra de muertos llegaba ayer a una decena de personas, ocho de ellas en incendios durante saqueos a supermercados y otras dos baleadas durante la represión de las fuerzas armadas.

Según explicó la analista Alejandra Pizarro en el diario El País, el 60% de la clase media chilena “es muy vulnerable” y cualquier cosa que ocurre “la hunde en la pobreza”. “Por eso se vive psicológicamente con la angustia y el miedo”, dice, mientras el periodista Federico Grünewald aseguró que el 74% de las familias chilenas “está sobreendeudada, la luz subirá de nuevo en enero y pagas un pasaje como si estuvieras en Londres. Los sueldos no aumentan y el gobierno dilata una reforma para rebajar la candidad de horas laborales. Así el malestar desborda”, apuntó.

Por su parte, Piñera no colaboró con la calma y dijo ayer domingo que Chile “está en guerra contra un enemigo muy poderoso, implacable, que no respeta a nada ni a nadie y que está dispuesto a usar la violencia y la delincuencia sin ningún límite”, aseguró, rodeado de efectivos de fuerzas de seguridad y sin hacerse eco del descontento y la rabia social ante el ajuste y la desigualdad.

Con 1.553 detenidos y el toque de queda extendido a partir de las siete de la tarde y hasta las seis de la mañana, Chile espera hoy otra jornada de protestas y movilizaciones. Luego de las fuertes declaraciones de Piñera, el general Javier Iturriaga, a cargo de la Zona de Emergencia del área metropolitana, aseguró que él “no está en guerra con nadie”, y marcó posición frente al conflicto y la confrontación que planteó el mandatario.