La industria entró en coma

Luego de ocho bajas consecutivas de la actividad industrial, el uso de la capacidad instalada de las empresas está en el 56,6%, según los datos Indec de diciembre. En algunos casos, como automotrices y textiles, hay casi parálisis. Hay que remontarse a la megacrisis de 2002 para recordar un industricidio similar.

 miércoles, 13-febrero-2019

El sector textil es uno de los más golpeados por la crisis y en diciembre sufrió una virtual parálisis.


La industria está trabajando en el 56,6% de su capacidad de producción, que es el peor registro desde el post default y crisis socioeconómica de 2002, cuando se bajó al 49,9%. Desde julio de 2002, porque en diciembre de ese año los números fueron menos malos que los actuales. Se trata de una industria en coma, virtualmente apagada, sobre cuya recuperación no hay expectativas en el corto plazo.

El industricidio fue informado ayer por Indec y corresponde al mes de diciembre de 2018. Es decir, el 44% de las fábricas está ociosa, parada. Y si está parada, despide personal, suspende, recorta horas o, en el mejor de los casos, no suma más empleados. Hoy hay sectores que trabajaron en diciembre a casi un tercio o un cuarto de capacidad instalada: el sector automotor estuvo en el 25,6%, el textil, en 32,3 % y el metalmecánico en el 42,8%. Son los tres sectores a los que peor les fue.

El dato va de la mano de la octava caída consecutiva de la actividad industrial que se produjo en diciembre y que fue del 17,4% en relación a igual mes del 2017. El año cerró con una baja del 5% en la actividad manufacturera, y una economía que habría caído alrededor del 2%. Las causas son tan obvias como los resultados a los que llegó este modelo: recesión, devaluación, tasas altas. En noviembre se habían perdido 61.800 empleos industriales en un año (desde noviembre de 2017) y todo indica que la tendencia se seguirá profundizando.

De diciembre de 2017 a diciembre de 2018 el uso de la capacidad instalada de las empresas cayó 7,4 puntos porcentuales. Con respecto a noviembre de 2018, la baja fue del 6,7 puntos. El retroceso es fuertísimo.
En tanto, entre los sectores que se ubicaron por encima del nivel general, está refinación de petróleo (77,4%), por Industrias metálicas básicas (69,4%) y Papel y Cartón (66,8%).