La inflación de septiembre fue mayor a la de 152 países en un año

En 2017, hubo 152 países que no superaron el 6,5 % de inflación anual. Es el mismo nivel que alcanzó la inflación argentina sólo en septiembre. Junto con abril de 2016, fue el mes de más alta inflación desde la salida de la convertibilidad en el año 2002. La Argentina, en el top 5 del mundial inflacionario.

 jueves, 18-octubre-2018

Ir al súper ya se convirtió prácticamente en turismo de aventura: uno no sabe con qué se puede encontrar.


Ayer, Indec difundió el dato del Indice de Precios al Consumidor de septiembre y, aunque fue llamativamente menor que las previsiones de consultoras privadas, el 6,5 % registrado iguala la marca de abril de 2016 y ubica a esos dos meses como los de más alta inflación desde el fin de la convertibilidad. Si observamos el informe Perspectivas de la Economía Mundial del FMI veremos que la inflación de Argentina en septiembre de 2018 fue mayor a la de 152 países a lo largo de todo el 2017.

El dato, publicado por el diario económico El Cronista, permite poner en el contexto mundial la disrupción que arrastra la inflación argentina desde hace varios años, agravada todavía más profundamente desde la llegada de Mauricio Macri al poder. Nuestro país, que en el 2017 fue el octavo a nivel mundial con más inflación, este año estará entre el top 5 de esa lista.

Sólo Venezuela, Sudán, Sudán del Sur e Irán están por encima de nuestro país, aunque para fin de año, si la economía macrista sigue su tendencia, la inflación argentina podría terminar por encima de la iraní. Venezuela está sumida en una profunda crisis económicas, muy influida también por cuestiones geopolíticas. Irán tiene una enorme separación entre inflación oficial y la medida por consultoras privadas. Sudán y Sudán del Sur atraviesan un conflicto bélico que dividió al país. Metido entre medio de esa triste lista, está la Argentina de Macri.

¿Llega a 50?

Para la consultora Ecolatina, la inflación a fin de año podría estar cerca del 50 %. La suba de precios del último trimestre, dicen, “seguirá siendo elevada producto del traslado del salto cambiario pendiente y la necesidad de reducir subsidios” que se borran con el Presupuesto 2019 (por ejemplo, lo que está sucediendo con el transporte). Por lo tanto, “a pesar de la profundización de la recesión, la inflación tardaría en desacelerarse, acumulando un 11 % en el cuarto trimestre”, con un octubre similar a septiembre, y noviembre y diciembre con alrededor de un 3 % mensual. Eso si el escenario es “optimista”, advierten desde la consultora económica.