La inflación desacelera pero sigue por las nubes

El aumento de precios general de junio fue de 2,7 % y la interanual alcanzó el 55,8 %. Aunque se observa una desaceleración, el FMI pronosticó que el 2019 cerrará por arriba del 40 %. Comunicación y Recreación y cultura, los dos rubros que más subieron. Algunos alimentos clave presentan aumentos siderales en el último año.

 martes, 16-julio-2019

Qué tiempos aquellos: hace cuatro años, Bullrich y Sturzenegger apuntaban contra el gobierno porque la inflación del IPC-Congreso era ¡1,53 %! Hoy, el macrismo sueña con tener esos porcentajes.


El Indec publicó los datos de inflación del mes de junio. El IPC manifestó un aumento general de 2,7 %, un nivel que sigue mostrando una desaceleración respecto al pico que tuvo en marzo (4,8 %) pero que continúa dentro de un rango inflacionario alto. El aumento de precios en lo que va del año alcanzó el 22,4 % y en los últimos doce meses fue de 55,8 %, un porcentaje que sigue siendo escandaloso.

Tanto es así que el FMI ajustó sus pronósticos para nuestro país y prevé que este año terminará con un alza de precios de 40 %. Para que eso pase, la economía deberá mantenerse estable aunque sea artificialmente como lo está haciendo ahora el gobierno para intentar llegar lo mejor que pueda a las elecciones. Sin embargo, el propio acto electoral es una amenaza para esa estabilidad, ya que con la llegada de las urnas la economía suele mostrar turbulencias.

Este mes, los rubros que traccionaron los aumentos fueron Comunicación (+7,1 %), Recreación y cultura (3,7 %), Salud (3,6 %) y Equipamiento y mantenimiento del hogar (3,4 %). Los servicios de telefonía e Internet, por ejemplo, aumentaron un 6,8 % en la región Pampeana. Entre los alimentos, el yogur firme (+18,7 %), la leche en polvo entera (+13,1 %) y la yerba (+7 %), fueron los que más subieron.

Si bien el rubro Alimentos y bebidas estuvo casi en línea con el nivel general (+2,6 %), algunos productos clave muestran aumentos espeluznantes en el último año. El rubro Leche, productos lácteos y huevos tuvo un aumento de 86,6 %, mientras que Café, té, yerba y cacao subió un 73,5 %. Los Aceitas, grasas y mantecas aumentaron un 72,3 %. La carne, sólo en la primera mitad del 2019, se disparó un 41,4 %.

El gobierno debe ‘acelerar la desaceleración’ si pretende que su imagen cambie antes de octubre. Apenas faltan un par de meses y no parece que el nivel inflacionario vaya a bajar del 2 % a esa altura del año si sigue a este ritmo. Es una barrera psicológica que el gobierno quiere romper de cara a la primera vuelta electoral. Y pensar que hace sólo cuatro años, Patricia Bullrich y Federico Sturzenegger posaban con un cartel del IPC-Congreso (una medición de nula seriedad y marcada exageración) que daba cuenta de la ‘terrible’ inflación de junio de 2015: 1,53 %. Un porcentaje que hoy, para el macrismo, sería casi un vergel.