La joyita del sur

Además de justificar una violación en manada como “desahogo sexual”, el fiscal Fernando Rivarola ha conseguido acumular un oscuro prontuario con denuncias por delitos de corrupción y espionaje ilegal a manifestantes del movimiento antiminería de Chubut. A pesar de que ayer el Ministerio Público Fiscal intentó defenderlo, hoy se conoció que el gobernador de la provincia, Mariano Arcioni, pedirá el juicio político al funcionario judicial. Fuerte repudio de referentes feministas.

 jueves, 4-junio-2020

El fiscal Fernando Rivarola no sólo es un fiel representante de una justicia machista y patriarcal, sino que también estuvo vinculado a denuncias por "peculado de servicio" y de espionaje ilegal a asambleístas del movimiento No a la Mina de Chubut


Ayer, en el quinto aniversario del Ni Una Menos, se conoció la aberrante y patriarcal decisión del fiscal de Rawson, Fernando Rivarola, en la que tipificó como “desahogo sexual” una violación grupal a una joven de 16 años ocurrida en septiembre del año 2012 en Puerto Madryn en el marco de una fiesta privada. Sumado a esto, el Ministerio Público Fiscal de Chubut emitió un comunicado que, lejos de esclarecer y/o repudiar la conducta de Rivarola, confirmó aún más la mirada machista y retrógrada de algunos funcionarios públicos. Consideraron que se cambió el sentido de los términos y que fueron “sacados de contexto, sobreexponiendo a la víctima y poniendo en riesgo aspectos cruciales del proceso penal”. “En palabras simples, el abuso sexual es justamente un conducta que busca el desahogo sexual del autor sabiendo que lo hace sin el consentimiento de la víctima”, intentaron explicar.

Sin embargo, ser un hijo sano del patriarcado no es su único mérito. En mayo de este año fue acusado por el abogado Nicolás D’Albora de presunto “peculado de servicio” , al tomar una denuncia contra el Ministerio de Economía realizada por la Asociación de Magistrados y Funcionarios Judiciales y, al mismo tiempo, admitir ser integrante de la misma y parte interesada. Por otro lado, el abogado ambientalista Enrique Viale recordó ayer en sus redes sociales que Rivarola estuvo involucrado en una causa por espionaje ilegal a asambleístas y abogados del movimiento No a la Mina de Chubut que después fueron defendidos por el CELS. “Terminó procesado por esta causa y fue sobreseído por el juez Otranto en el 2019, quien investigó – o no investigó – la desaparición y posterior muerte de Santiago Maldonado”, relató a Futurock. “Está todo relacionado con todo y tiene que ver con una historia de justicias feudales en las provincias”, concluyó.

El gobernador de Chubut, Mariano Arcioni, anticipó esta tarde que pedirá el juicio político al fiscal. “Son aberrantes sus expresiones, en una sociedad que queremos sea más justa. Estamos analizando los planteos correspondientes para no dejar esta causa impune, por respeto a la víctima y a su familia”, expresó ayer en su cuenta de Twitter.

Desahogo feminista

El uso del término generó el repudio de distintas personalidades y funcionarios/as públicas. Elizabeth Gómez Alcorta comentó que leyó el dictamen completo y que, si bien alguna vieja doctrina jurídica utilizaba ese concepto, “no se justifica de ningún modo”. “Habla de la enorme falta de perspectiva de género que tienen los poderes judiciales”, sostuvo la actual Ministra de Mujeres, Género y Diversidad.

En el mismo sentido opinó la socióloga feminista Dora Barrancos, que rechazó la apelación a este concepto “cavernario” y consideró inadmisible la consecuente atenuación de la pena. “Esto no tiene ninguna inocencia. O se trata de una persona muy atrasada en capacitación lo cual es muy grave; o es la confirmación de la validación automática del patriarcado”, reflexionó. “La frase es desquiciada porque tiene un patrocinio patriarcal exultante: ‘los varones se desahogan sexualmente’”, ironizó.