La ley del deseo

Luego de dos años, el Senado vuelve a encender la esperanza verde. A partir de las 16 horas, comienza un debate que definirá si Argentina aprueba la IVE: una demanda histórica que busca ampliar derechos, proteger la vida de las más de 400 mil personas que se arriesgan por año a un aborto clandestino y, fundamentalmente, respetar el deseo de maternidad de millones de mujeres y personas gestantes.

 martes, 29-diciembre-2020

El proyecto de ley IVE podría ser ley hoy, a dos años del histórico debate del año 2018 que logró "sacar del clóset" los abortos clandestinos. Foto: Franco Trovato Fuoco.


Si bien Argentina contempla en su legislación la interrupción del embarazo en el caso de que éste sea resultado de una violación y/o cuando corre riesgo la vida la madre, hoy el Senado podría convertir en ley la Regulación del Acceso a la Interrupción Voluntaria del Embarazo que reconoce el derecho al aborto legal, seguro y gratuito hasta la semana 14 de gestación pero que, fundamentalmente, busca respetar el deseo de maternar de millones de mujeres y personas gestantes de nuestro país.

Para las más de 400 mil personas que se arriesgan, por año, a la clandestinidad de la práctica, la esperanza “verde” volverá a encenderse a partir de las 16 horas en la Cámara Alta cuando comience un debate histórico. Luego del resultado del año 2018 que terminó con un desfavorable 38 a 31, dos años después los pronósticos indican una votación ajustada con 34 votos a favor y 33 en contra. Sin embargo, hay algunos senadores que aún no explicitaron su postura respecto del proyecto, entre los cuales se encuentra Edgardo Kueider (FDT, Entre Ríos), Sergio Leavy (FDT, Salta), Lucila Crexell (MPN, Neuquén) y Stella Maris Olalla (UCR, Entre Ríos). Por el lado de Córdoba, los tres senadores – Carlos Caserio, Ernesto Martínez, Laura Rodríguez Machado – apoyarían la iniciativa.

Según se estima, la votación se daría en horas de la madrugada del miércoles y sería acompañada por miles de personas en más de 50 plazas de todo el país, además de los movimientos feministas de países europeos – España, Suecia, Francia – y latinoamericanos – Chile, Uruguay, Venezuela – entre otros. De acuerdo a lo expresó ayer en la TV Pública Mariela Belski, titular de Amnistía Internacional Argentina, “los peronistas no mandan proyectos para perder al Congreso”. De esta manera, nuestro país pasaría a ser, junto a Uruguay, el segundo país de Latinoamérica en poner fin a un privilegio al que acceden, de manera ilegal, quienes cuentan con los recursos y, al mismo tiempo, universalizar un derecho que está vinculado con la salud pública y que representa la tercera causa de muerte materna en Argentina.