La Macrisis es para todos y todas

Un informe de CEPA muestra que de 63 compañías líderes, 13 tuvieron problemas de empleo entre 2018 y 2019, 9 mostraron dificultades financieras y 10 reestructuraron o cancelaron planes de inversión, en tanto que 80 muestran pérdidas netas.

 miércoles, 3-abril-2019


El casino mundial en el que convirtió Macri al país destruyó el mercado interno y ha puesto a las Pymes en estado de coma. Pero también las grandes empresas, muchas de ellas multinacionales, están sintiendo el rigor de un modelo 100% especulativo y muestran problemas con el empleo, ven afectados sus planes de inversión y los balances de varias cerraron el 2018 en rojo.

Según un informe del Centro de Economía Política Argentina, Arcor, una de las empresas argentinas más poderosas, registró una pérdida operativa de $1.876 millones por la devaluación y la caída del consumo interno. Es una de las 63 empresas líderes con dificultades.

El trabajo muestra que 21% presentaron problemáticas relacionadas con el sostenimiento del empleo entre 2018 y lo que va del 2019, en tanto que el 15% mostraron dificultades financieras y el 16% reestructuraron planes de producción o cancelaron inversiones.

CEPA relevó que entre 2016 y 2018 hubo 246 casos de empresas que entraron en procesos preventivos de crisis y 805 casos de concurso de acreedores y 2.177 quiebras en CABA y provincia de Buenos Aires.

Del lote de empresas analizadas, las dedicadas al consumo fueron las más afectadas durante ese período, aunque también sufrieron las energéticas “en un contexto de caída de consumo, altas tasas, inflación elevada e inestabilidad cambiaria, aún con tarifas dolarizadas e inviables para el desarrollo de la economía real”.

“Desde el punto de vista sistémico esto tiene un impacto negativo sobre los niveles de empleo y el equilibrio externo de la economía”, precisó el documento. La consecuencia directa es la pérdida de puestos de trabajo. De 44.780 empleados que trabajaban en estas 63 empresas líder, 7.300 lo perdieron (16,3%).