La mentira contraataca

El gobierno de México presentó un ciclo televisivo destinado a exhibir las “fake news” de la semana, con el derecho a contrarréplica de aquellos que las hayan comunicado. La CIDH, organismo de la OEA, le pidió al presidente Manuel López Obrador que reconsidere la sección porque podría afectar la libertad de expresión y la democracia.

 viernes, 2-julio-2021

Algunos gobiernos buscan desenmascarar las noticias falsas y, como reacción, aparecen más fake news. Un círculo infinito que genera mucho ruido en la población.


A mediados del año pasado, la ONU advirtió sobre el peligro de la “infodemia”: la epidemia de las fake news vinculadas al coronavirus. Bajo la bandera de la independencia y la objetividad, las grandes empresas mediáticas producen, difunden y/o viralizan una importante cantidad de informaciones falsas, no necesariamente referidas a la pandemia.

Así como en Argentina se anunció la creación de Nodio – un observatorio de la desinformación y la violencia simbólica en medios y plataformas digitales – el gobierno de México presentó un ciclo televisivo destinado a exhibir las noticias “no verdaderas” de la semana. En “Quién es Quién en las Mentiras de la Semana”, aquellos que publicaron/comunicaron esas fake news, tendrán derecho a una contrarréplica. “Enriquecer la vida pública por medio del debate”, remarcaron como objetivo principal.

Al igual que sucedió en nuestro país, “le pegaron al chancho y apareció el dueño”. Además de las críticas que suscitó en el sector privado y conservador, la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) pidió al gobierno mexicano que “reconsidere” el ciclo porque podría afectar la libertad de expresión y la democracia.



“Es una interpretación muy ventajosa de parte de quienes no quieren que haya confrontación de ideas y un diálogo circular. Quieren tener el monopolio de la verdad y que nadie los pueda replicar. Eso es lo más antidemocrático que puede haber”, respondió el mandatario. “Tienen que respetar al pueblo”, agregó.

En ese sentido, el vocero presidencial, Jesús Ramírez, defendió el espacio televisivo aclarando que no se estigmatiza a periodistas ni a medios, sino a “la mentira”. “El propósito es informar con la verdad para que el pueblo de México pueda ejercer su derecho al acceso a la información a fin de formar un criterio con certidumbres”, expresó Ana Elizabeth García Vilchis, presentadora del ciclo.