La movilización popular acorrala a Lenín Moreno

Ayer, una multitud marchó en Quito contra el ajuste que propone el presidente ecuatoriano a pedido del FMI. La respuesta oficial es la represión y ya hay tres muertos confirmados desde que se inició el conflicto. “Ayer se declaró un levantamiento indígena”, señaló Andrés Tapia, dirigente de los movimientos indígenas, que lideran las manifestaciones.

 jueves, 10-octubre-2019

Los movimientos indígenas lideran las protestas a lo largo y ancho de Ecuador.


La Confederación de Nacionalidades Indígenas de Ecuador, junto con algunos de los gremios principales de Ecuador, fueron los que motorizaron las multitudinarias manifestaciones del día de ayer en ese país, en contra del ‘paquteazo’ de ajuste que pide el FMI y pidiendo el alejamiento del presidente Lenín Moreno, que llegó al poder de la mano de Rafael Correa y luego panquequeó sin demasiada elegancia para convertirse en el presidente de la derecha y las corporaciones.

Estudiantes, organizaciones sociales y partidos políticos se sumaron a las protestas y llegaron desde temprano a la capital ecuatoriana.

“Desde hace 12 días, el movimiento indígena acudió al llamado al paro masivamente. Ayer se declaró un levantamiento indígena. Nos hemos movilizado en todo el país: solo ayer hubo una movilización de 20 mil compañeros de las comunidades en Quito”, detalló Andrés Tapia, dirigente del área de comunicación de la Confederación de Nacionalidades Indígenas de la Amazonía Ecuatoriana (CONFENIAE).

Además de las protestas contra el ‘paquetazo’ de ajuste, los movimientos indígenas tienen un proyecto de fondo: “Nuestro proyecto siempre estuvo planteado. Es en defensa de los territorios contra el extractivismo, por no más ampliación de las explotaciones mineras, petroleras e hidroeléctricas. Nos preocupa la firma de una carta de intención con el FMI que endosa los territorios de las nacionalidades indígenas a las empresas transnacionales”.

Tapia detalló que “hay cientos de detenidos” y dio la lamentable noticia de que se confirmó la tercera muerte durante el conflicto. “Se sumó la muerte de un compañero de la provincia de Cotopaxi. Fue aplastado por los caballos policiales que reprimían la manifestación”, contó, y manifestó que “esta situación sumamente grave no está siendo difundida en los medios de comunicación nacional, necesitamos la cobertura internacional”.

El dirigente indígena reclamó que la policía reprimió en los centros de albergue, donde se alojan más de 20 mil personas que pertenecen a los movimientos y que las fuerzas de seguridad “lanzaron bombas lacrimógenas en lugares donde hay mujeres y niños”.

Lenín Moreno, el converso

El presidente ecuatoriano está en el centro de la tormenta. Tapia dijo que Moreno “estableció un claro pacto con la banca, los empresarios y la oligarquía de la costa”. “El presidente le mintió al país cuando dijo que hay diálogo con las organizaciones indígenas, eso es falso. No hemos tenido dialogo alguno ni antes ni durante las movilizaciones. El gobierno se ha dedicado a desinformar y a mentirles a los ecuatorianos”, cerró.