La muerte viaja en patrullero

Tras la muerte de tres menores y un joven en San Miguel del Monte a causa de una persecución policial, las organizaciones especializadas en violencia institucional apuntaron contra la ‘Doctrina Bullrich’ y dijeron que el trágico final es responsabilidad de la política represiva del Gobierno nacional.

 viernes, 24-mayo-2019

La camioneta policial persigue al Fiat 147 y uno de los policías saca medio cuerpo fuera de la ventanilla. La falsa versión policial decía que apuntaba con "una linterna".


“De seguridad no sabe un porongo, tiene buena voluntad y es la mejor ministra de este gobierno. La campaña de este año va a ser en base a los logros de seguridad”. La frase, descarnada y brutal, se refiere a Patricia Bullrich y pertenece a Marcelo D’Alessio, cara visible de la red de espionaje que sacudió al país y surge de una de las primeras escuchas que se conocieron del falso abogado. En San Miguel del Monte, los ‘logros de seguridad’ fueron cuatro muertos y una nena internada en grave estado tras una persecución policial a los tiros. Las organizaciones que denuncian la violencia institucional apuntaron contra la doctrina impuesta por la ministra y contra los medios hegemónicos que tratan el caso como una tragedia.

“La muerte de estos 4 chicos y la chiquita que está en grave estado, es por pura y exclusiva responsabilidad del aparato represivo estatal”, dijo la abogada María del Carmen Verdú, titular de la Coordinadora contra la Represión Policial e Institucional (CORREPI), en declaraciones a FM La Patriada. Por su parte Paula Litvachky, directora del área de Justicia y Seguridad del Centro de Estudios Legales y Sociales (CELS), expresó en Futurock que “estas muertes son consecuencias de una política de seguridad que avala que la policía actúe de esta manera”.

Tres móviles policiales persiguieron a un Fiat 147 que era conducido por un joven de 22 años y en el que también viajaban cuatro menores de entre 13 y 14 años. El Fiat 147 terminó chocando contra un camión y todos sus ocupantes, menos una de las menores que está grave, fallecieron.

13 policías fueron desafectados y 7 están detenidos, algunos de ellos investigados por fraguar la escena en el peritaje posterior al hecho. En un primer momento, la Policía negó que se hubieran realizado disparos, algo que quedó desechado cuando se descubrió que uno de los fallecidos tenía un disparo en un glúteo, además del hallazgo de vainas de balas policiales y la filmación donde se ve a un efectivo sacar medio cuerpo por la ventanilla del patrullero y apuntar contra el auto donde viajaban los jóvenes.

La ministra Patricia Bullrich dijo ayer que la comunidad de San Miguel del Monte tenía “una relación de distancia y miedo” con la policía local. Si bien en este caso no defendió a ultranza a los efectivos ante la evidencia notoria de las pruebas, dijo que hay que esperar que la Justicia actúe. “No se puede explicar esto como algún tipo de persecución”, dijo Bullrich.