La nafta puede ser dinamita

Si bien las petroleras no anunciaron ni confirmaron nada, los especialistas coinciden en que están dadas las condiciones para un nuevo aumento. Una suba podría potenciar la inflación y dinamitar el acuerdo de precios. Los empresarios piden medidas para estabilizar el precio. En los últimos seis meses, el consumo cayó un 15 %.

 viernes, 26-abril-2019

Si bien las petroleras aún no lo anunciaron, cuando se dieron las mismas condiciones que ahora siempre hubo aumento.


Al impulso inflacionario y al acuerdo de precios que todavía no terminó de implementarse les surgió una nueva amenaza: la suba de los combustibles. Es cierto que las petroleras todavía no dieron señales concretas de que vaya a haber un nuevo aumento, pero desde el último cambio de precios las condiciones cambiaron sustancialmente. El dólar subió y también aumentó el precio internacional del petróleo.

“El combustible ya aumentó el 8,5 % en lo que va del año. Seguramente va a volver a aumentar. Estamos calculando entre un 4 % y un 5 %. Pero son todas versiones, no hay nada confirmado”, aseguró Juan Carlos Basílico, de la Federación de Entidades de Combustibles (FEC). Por su parte, Gabriel Bornoroni, de la Federación de Expendedores de Combustibles y Afines del Centro (FECAC), prefirió no dar porcentajes ni poner fechas, pero advirtió que, dadas las condiciones, “un ajuste en los precios es inevitable”.

Desde el último aumento –del 30 de marzo-, el precio del dólar subió un 3,6 % y el precio del barril subió un 8,6 %. “El crudo aumentó porque Estados Unidos le cerró las importaciones a Irán. Eso repercute. Si aumenta la tasa de interés o el dólar, también repercute”, indicó Bornoroni. “El barril bajó y subió. La nafta sube. El dólar baja y sube. Cuando el dólar baja, la nafta no baja. Ya lo dejan con el precio arriba. ¿Por qué cada vez que aumenta el dólar o el petróleo hay que aumentar el combustible?”, se quejó Basílico, quien reveló que el consumo cayó un 15 % en los últimos seis meses.

Los especialistas coinciden en que es necesario un acuerdo que estabilice el precio. Basílico sostuvo que “se tienen que sentar las cuatro patas: el Gobierno nacional, las petroleras, los empresarios y también los trabajadores, y planificar lo que pueda pasar hasta el año 2020”. “Ojalá el Gobierno haga lo mismo que con los Precios Esenciales, que no siga aumentando. A la gente ya no le alcanza, esto ya no va más. Los empresarios están mal”, reclamó.

Bornoroni pidió copiar una medida que se tomó en Chile: “El Gobierno se debería sentar con las petroleras y armar un fondo de estabilización de precios. Es financiado por las petroleras y haría que no estamos viendo qué pasa con el crudo y el dólar. Da una certeza por un período de tiempo”.

Si el aumento se da en los próximos días –Basílico pronosticó que podría darse después del 1° de mayo-, va a traccionar sobre la inflación de mayo, generando otro mes de índice alto. Además, si el aumento es fuerte, podría ser un golpe duro para el “pacto de caballeros”. Los Precios Esenciales, según varios economistas, no podrían aguantar una fuerte suba de los costos, y la nafta es uno de los principales.