La ONU denunció que 4 millones de argentinos pasan hambre

La ONU apuntó a los graves problemas de alimentación que enfrentan a diario millares de familias, como consecuencia de la ajuste impuesto por el Gobierno para cumplir con sus metas fiscales. "Producen para 450 millones pero hay 4 millones de argentinos que padecen inseguridad alimentaria", señaló un informe sobre la situación alimentaria del país.

 viernes, 21-septiembre-2018

Naciones Unidas dijo que hay "inseguridad alimentaria" en el país como consecuencia de las políticas de Macri.


Volvimos al mundo.

La relatora especial de las Naciones Unidas (ONU) sobre el Derecho a la Alimentación, Hilal Elver, criticó en un informe al gobierno de Mauricio Macrio por “desmantelar el apoyo al sector de la agricultura familiar” y sostuvo que el país atraviesa “inseguridad alimentaria”. “Argentina produce alimentos para 450 millones de personas pero 4 millones de argentinos padecen inseguridad alimentaria”, indicó el paper presentado en una conferencia de prensa por la funcionaria.

Se trata de un informe muy duro para con la gestión Cambiemos que si bien ratifica lo que especialistas, ONG y dirigentes políticos vienen marcando respecto a los resultados del proyecto amarillo, tiene un impacto importante porque sale de un organismo supranacional. En su informe, Elver dijo ser “crítica respecto a la decisión del gobierno de aprovechar la crisis económica actual para desmantelar el apoyo al sector de la agricultura familiar” y promover “aún más la agricultura industrial orientada a la exportación”.

La funcionaria de Naciones Unidas -en cuya asamblea anual Macri tendrá que hablar a fin de septiembre- dijo que el gobierno argentino debería fomentar la agricultura familiar y no la producción industrial porque “la adopción de estas políticas en medio de una severa crisis económica, que ya aumentó significativamente la pobreza y redujo la capacidad de compra de los pobres, intensificará el impacto sobre el derecho a la alimentación en la Argentina”.

Elver, quien antes de redactar su informe sobre la Argentina estuvo diez días en el país y se reunió con autoridades, organizaciones civiles y especialistas, indicó que la Nación debería atender “el impacto directo e indirecto de sus medidas de austeridad sobre la accesibilidad a los alimentos”.

“Los programas alimentarios del gobierno no se ajustaron en función de la devaluación del peso”, remarcó y los comedores “solo deberían servir en situaciones de emergencia” porque “no constituyen una verdadera solución”, finalizó la experta.