La pobreza planificada

Las últimas cifras que arrojó el Indec sobre la pobreza en la Argentina muestran un avance récord de personas que no llegan a cubrir sus necesidades básicas, mientras la riqueza sigue multiplicándose en los sectores privilegiados. Martín Maldonado, especialista en inclusión social, explica que el fenómeno no es un error sino un plan del sistema.

 Viernes, 2-octubre-2020

Según el Indec., en el primer semestre del año se llegó al 40,9% de pobreza en la Argentina, mientras que la proyección de junio sería de más de 47 puntos.


El primer semestre del año marcó un récord en el avance de la pobreza en la Argentina, con el 40,9% de la población -según datos del Indec- por debajo de su límite. La proyección para el mes de junio indica que ese porcentaje sería del 47,2%, mientras que el tercer trimestre tendría la caída más profunda debido a la crisis y recesión que impuso la pandemia en todo el mundo.

Para Martín Maldonado, doctor en Ciencias Políticas, investigador del Conicet y especialista en inclusión social, el panorama que debe analizarse no puede despegarse del horror y el dolor que revelan. “Es el sufrimiento de casi 20 millones de argentinos que viven en situación de pobreza. Es difícl pasar a los porcentajes y a los números sin pasar por este dolor de familias que no pueden comer y por el sinsentido de que esto pase en la Argentina. Los números que tenemos son de países de posguerra, y nosotros vivimos en paz democrática, tenemos recursos naturales, capacidad humana. Resulta casi inaudito e inadmisible que esto ocurra en la Argentina”, dice, en una charla con Nada del Otro Mundo.

“A esta altura del avance técnico y científico del mundo, la pobreza que tenemos hoy es pobreza manufacturada, de diseño, no es una externalidad de la economía, no fue un error esta pobreza. Es absolutamrnte funcional al tipo de Estado de derecho y el tipo de conmía mercantilista de occidente de la última modernidad”, agrega Maldonado y define que “la pobreza no es un problema, sino una solución para los que no son pobres. La pobreza es útil para los que no son pobres de 15 maneras diferentes”, dice. “La pobreza no es un error de la economía, ni una mala gestión de los gobiernos, sino que es manufacturada por estos mecanismos que tienen nombre y apellido”.