“La pretensión de este modelo es retroceder 150 años”

El abogado laboralista Eugenio Biafore se refirió al decreto que baja la base sobre la que se calculan las indemnizaciones por accidentes laborales. Dijo que “es una afrenta la constitucionalidad” y que va a ser declarado nulo pero llevará un tiempo. Consideró que la cuestión de fondo es la distribución de la riqueza en favor del sector financiero.

 miércoles, 2-octubre-2019

Para Biafore, bajo la excusa de que cambiaron los tiempos se pretende renunciar a la constitucionalidad y a los tratados internacionales.


El Gobierno sorprendió con el decreto que modifica hacia abajo la forma de cálculo de la base de las indemnizaciones por accidentes laborales. El abogado laboralista Eugenio Biafore explicó que, con la norma anterior, se buscaba que la tasa de actualización no depreciara las indemnizaciones ya que “si no, obliga a los trabajadores en esa tremenda situación a hacer acuerdos” de forma rápida para que no caiga el valor. Además, destacó que es una ley “que va hacia el pasado” ya que se aplica “para las relaciones actuales y por venir”.

Biafore recordó la firma en el año 1994 por parte de nuestro país de la progresividad de los derechos sociales por la cual una norma no puede volverse contra los derechos ya adquiridos, como en este caso. “Esto es una afrenta a la constitucionalidad, cuyo único fin está relacionado al juego de lo financiero, la obsesión del Gobierno de beneficiar al mercado financiero frente a la vida y la salud de los trabajadores”, argumentó.

El abogado pronosticó que el decreto “va a ser declarado nulo e inconstitucional, pero va a pasar un tiempo de tramitación” durante el cual muchos trabajadores van a negociar su indemnización con este índice.

Se mostró muy crítico con el Gobierno porque “promovió una depreciación del mercado laboral a niveles de los años ‘90” y por la concepción que tiene del mundo del trabajo: “Los trabajadores del sector público eran ‘la grasa militante’, los del sector privado son ‘un costo’, los abogados que defienden a los trabajadores son ‘mafiosos’”. “Tal como decía Marx, el capitalismo va a triunfar cuando se trabajen cuatro horas, no cuando la plusvalía se obtenga por intensificar las horas de trabajo. Este un modelo que retrocede 150 años, y esa es la pretensión”, completó.

“Lo que se pretende en Argentina no es modernización, acá hablamos de chicos andando en bici con una caja en la espalda”, disparó en referencia al modelo laboral de las aplicaciones para celulares, y apeló a la cuestión de fondo: “La discusión que el macrismo ha planteado es que esta es la vía no de producir sino de redistribuir la riqueza como ellos lo han planificado. Lograron un traspaso fenomenal al sector financiero. La discusión de fondo es: ¿quién se lleva lo que se produce?”.