“La reconstrucción nacional necesita de la reorganización del campo popular”

En un Instagram Live con Cristian Maldonado, Atilio Borón reflexionó sobre la pandemia en clave política, la posición argentina en el mapa regional, los desafíos de la crisis y el rol clave que tendrá la organización social para sostener la gobernabilidad de Alberto Fernández. Argentina, pandemia y después.

 miércoles, 22-abril-2020

Cristian Maldonado y Atilio Borón, en una charla imperdible sobre el panorama político que se abre para la Argentina en tiempos de pandemia.


Argentina antes, durante y después de la pandemia, hacia adentro y hacia afuera, con sus recursos, sus desventajas y las claves políticas que atraviesan al país y sus protagonistas, fueron algunos de los temas que tocaron Atilio Borón y Cristian Maldonado durante una entrevista por Instagram Live para Al Revés.

El sociólogo y politólogo dice que el aislamiento lo tiene concentrado en lecturas y escrituras varias, algunas de ellas vinculadas al momento crítico que atraviesa el país y el mundo. Sobre la escena nacional y la tensión cada vez más marcada sobre el posible final de la cuarentena, Borón señala los intereses detrás de la crítica mediatizada al aislamiento y sus consecuencias en la economía.

“Hay una presión muy fuerte del empresariado para que la gente salga a a la calle a trabajar. La pandemia es muy muy grave. Fijate lo que pasó en Singapur, que fue considerado hasta ayer como el país modelo, que había hecho las cosas bien, donde había habido una cuarentena rigurosa con seguimientos por bluetooth y las tecnologías informáticas y sin embargo ayer hubo un rebrote y tuvieron que hacer un esfuerzo para contener eso y poniendo otra vez una cuarentena de manera muy draconiana”, dice.

“Para muchos sectores económicos esto es equivalente a un desastre pero esto es un desastre, provocado por las politicas neoliberales que destruyeron los aparatos de protección de salud de nuestras sociedades, no solo en el mundo de la periferia sino en el capitalismo desarrollado, esto fue reconocido nada menos que por el New York Times, que dijo que caimos en el pensamiento quimérico de suponer que el mercado iba a producir los bienes uqe se suponía que debían ser garantizados por el estado”.

El Estado que viene

La cuestión de como se va a financiar la crisis del coronavirus no es un tema exclusivo de Argentina, pero en el caso nacional, la imposibilidad de contraer nuevas deudas o de sostener una emisión infinita de billetes deja como única alternativa, según Borón, la reforma impositiva que habilite tomar recursos allí donde hay riqueza.

“Estamos en presencia de una situación que requiere medidas muy urgentes. Me parece bien el gravámen a las grandes fortunas, pero lo que se piensa recaudar con ese impuesto es absolutamente insuficiente para hacer frente a las enormes demandas que va a tener que responder el Estado, porque el mercado no va a responder, me refiero a grarantizar la alimentación de millones de personas que viven de trabajos precarios, changas y no tienen ningún sistema para solventar sus necesidades. Lo del IFE es una contribución, no digo que sea despreciable pero es insuficiente. Además es necesario un esfuerzo muy fuerte de inversión en salud, en industria farmacéutica, en temas que tiendan a garantizar el reingreso al trabajo a mucha gente”.

“Esto no va a suceder de la noche a la mañana. Cuando termine la cuarentena, el despegue va a ser muy lento, no solo en la economía argentina sino de Estados Unidos, de Europa. Hay una subestimación del costo enorme que va a tener que asumir el estado para poner en marcha la economía. Sobre todo en países como Argentina, con el precio del petróleo que se derrumbó o el de las commodities.

“Hay que sacar dinero de donde podamos y hay tres fuentes: endeudamiento, que está cerrado; emisión, que termina con hiperinflación, o cobrarle impuestos a las grandes fortunas que en este país la han pasado muy bien y ahora estamos en el fin de un ciclo histórico, con medidas que en otro tiempo parecerían extravagantes pero ahora son recursos absolutamente indispensables. Es momento de hacer la reforma tributaria integral que necesita la Argentina… El Estado va a tener que hacer eso porque si no no va a poder hacer frente a esta crisis”.

Caos y creación en tierra arrasada

La posibilidad de reconstruir el orden mundial es, para Atilio Borón, la única alternativa ante la derrota del modelo establecido y la referencia a la caída del imperialismo estadounidense se impone en la lectura del nuevo mapa del poder internacional.

“Hoy los grandes factores de poder son EE UU, que es una potencia declinante, China y Rusia. Rusia porque es un emporio de recursos naturales, es el territorio más grande del planeta y además tiene una tecnología militar de última genración que la hace ser un actor decisivo en las arenas calientes de la política internacional, como en el caso de Siria, donde Rusia salvó la situación. El nuevo orden mundial ya está en marcha, y esto genera mucha ansiedad y beligernacia de parte de Estados Unidos, que no está dispuesto a resignar una posición de absoluto predominio que ejercieron durante mucho tiempo”.

Un ejemplo es la situación de Venezuela, el desafío que representa una Venezuela bolivariana, que en el pasado EE UU habría resuelto con una invasión como en República Dominicana en 1965, o en Panamá en 1989 o el golpe de Chile donde no invadieron pero hicieron el apoyo logístico. Ahora no lo pueden hacer, entonces hay una potencia que declina y dos que son preponderantes. Cuando salgamos de esta pandemia maldita, el panorama para países como Argentina internados en un sendero mas progresista va a ser muy importante este orden mas plural, donde te podes apoyar en Rusia, China o EEUU y te permita maximizar las ventahajas para tu país en lugar a como estabamos antes sometidos a lo que digan los Estados Unidos”.

Con la calle sola no alcanza, sin la calle no se puede

Lo que deje la pandemia en términos sanitarios, económicos y sociales será el incendio después del incendio para el gobierno de Alberto Fernández y para resolver esa nueva complejidad, dice Borón, la organización del campo popular será clave para sostener su liderazgo. “Esto es una leccion para AF, si piensa que va a poder avanzar en este programa de reconstruccion de la Argentina, porque este pais fue prácticamente destruido por el macrismo, y de golpe nos vino la pandemia, encima nos cayó la peor crisis en la historia del capitalismo segun Paul Krugman… esto no lo arreglas con medidas tibias. Tenés que agarrar al toro por las astas y ahi te encontrás con la ferrea oposición de los grandes beneficiarios del viejo orden. Entonces necesitas a la gente organizada y copando la calle, no bastan las instituciones. Las insituciones hay que tenerlas organizadas, pero si no tenes a la gente en la calle dispuesta a dar la pelea, no alcanza con las leyes solamente. Este factor es decisivo para darle gobernabilidad a Alberto Fernández en una situación tan crítica como la actual”, afirma el politólogo.

“Nunca los pueblos están maduros para los grandes saltos. Se dan los saltos cuando te das cuenta de que o te vas al abismo o retrocedes y haces algo, inesperado, insólito, heterodoxo. Argentina depende mucho del liderazgo de Alberto Fernández, de su adecuada visión de la crisis, de quiénes son los adversarios, de cuáles son los obstaculos y de la convicción de que para avanzar en una política de reconstrucción nacional tiene que avanzar en la reorganización del campo popular. Si piensa que esto se resuelve por el lado del parlamento, el congreso, una cámara presidida por Sergio Massa, va a entrar en una vía muerta y es lo que muchos sectores de la derecha esperan, que se desgaste con esta crisis, se debilite y haya un retorno triunfal del macrismo, sea a través de a persona de Macri o de Larreta o de quien sea. Hay condiciones válidas para dar el gran salto, sobre todo porque no hay alternativas.

Mirá el video completo con la entrevista.