Despejado

31°

Córdoba
Capital

EN VIVO
NADA DEL OTRO
MUNDO
/ de 7 a 9 hs
suscripcion alreves.net.ar

La rotisería móvil de los zapateros en lucha

Son 65 los empleados de la fábrica de calzados Cadein que reclaman a los dueños una respuesta sobre su futuro, en un marco de suspensiones, pagos retrasados, retiro de aparatos del taller y ausencia de respuestas. Los obreros cortaron la calle frente al taller, mientras se ayudan con la venta de comida.

 Jueves, 11-octubre-2018

El panorama del sector del calzado en los últimos dos años es desolador. Despidos, suspensiones y ajuste al máximo.


Ofrecen pollos a la parrilla a $200, empanadas dulces y saladas a $ 150 la docena y choripanes a $75 en un horario extraño de las 21 a 24 horas, como si fuera una rotisería del turno noche. Pero no lo es, son los operarios del taller de Cadein SRL, una fábrica de calzados ubicada en Rivera Indarte 2166, que viven horas de incertidumbre porque no saben qué sucederá con su fuente de trabajo. “Ayuda a despedidos”, pide el anuncio que circuló ayer por las redes sociales.

Cadein SRL es una firma cuya propiedad es del matrimonio integrado por Fabio Zanetti y Marina Acosta. Allí trabajan 64 obreros que producen zapatos de primera marca que luego se venden (con otros nombres) en shoppings y zapaterías caras. La semana pasada, los dueños pagaron parte de la quincena y suspendieron al personal hasta ayer, sin dar explicaciones, según dijo al portal Al Revés uno de los obreros, Agustín Sánchez. Pero durante el fin de semana comenzó un proceso de retiro de aparatos y productos terminados del taller, con tufillo a vaciamiento. Frente a ese panorama, y en el marco de muchas irregularidades laborales, parte de los empleados comenzaron una guardia y vigilia frente al establecimiento, para evitar que los dueños se lleven los implementos de trabajo, cierren la fábrica o la trasladen a otra ciudad, como indicaban las versiones manejadas por el personal.

Ayer, sin respuestas, cortaron la calle Rivera Indarte.

“Nosotros estamos produciendo 700 pares por día, y el taller está armado para que sigamos trabajando, pero han comenzado a mover aparatos y máquinas durante el fin de semana, con todos nosotros suspendidos”, indicó el operario.

El año pasado, Cadein despidió a 70 trabajadores, a los que no habría indemnizado, según dijo Sánchez al portal Al Revés. Los 64 que quedaron estarían muchos de ellos en condiciones irregulares, con parte o todas sus horas de trabajo sin registrar, con retrasos salariales y sin percibir el aguinaldo desde julio del año pasado.

“Cerraron sus puertas en una clara maniobra para evadir responsabilidades, y sin importarles en lo más mínimo dejar en la calle a 65 familias, sin dar ninguna clase de respuesta, y sin aclarar la situacion laboral”, dice el comunicado de prensa difundido ayer por los trabajadores en medios y las redes sociales. Tras pedir disculpas a los vecinos por las “molestias” ante el corte de calle, los empleados aseguraron que se quedarán en la puerta del taller hasta obtener una respuesta sobre su futuro laboral.