“La suba de retenciones es fundamental para que haya una negociación y no una claudicación”

Para el economista Nicolás Pertierra, son necesarias varias medidas para lograr desacoplar el valor de las exportaciones del mercado interno y así combatir el aumento de precios en los alimentos. Además, recordó que el sector agropecuario no respondió con la liquidación de divisas cuando el gobierno nacional les dio una “buena señal” como fue la baja de las retenciones el año pasado.

 lunes, 8-febrero-2021

El economista Nicolás Pertierra recordó que el sector agropecuario no respondió de manera positiva a la baja de retenciones y consideró que algo que tiene que perder en la negociación con el gobierno.


Mientras el gobierno nacional advierte a las grandes corporaciones del sector agroexportador por el brutal traslado de costos internacionales a los precios de los alimentos en el mercado interno, el ingreso de les trabajadores sigue siendo absorbido por los mismos de siempre. La suba de las retenciones y cupo a las exportaciones son el instrumento con las que pretenden conseguir que el campo “entienda” la delicada situación.

Para el economista Nicolás Pertierra, una sola política no es suficiente para desacoplar los precios internacionales del precio local y así poder lidiar con la inflación y el encarecimiento de la mesa de les argentines. Los acuerdos con sectores específicos, el fortalecimiento de los distintos actores en la cadena de producción y el control del tipo de cambio son necesarios para “ordenar las expectativas” e ir “reduciendo la inercia inflacionaria”. “Todas las medidas son necesarias y complementarias. Hay que trabajarlas en distintos tiempos”, propuso en diálogo con Al Revés.

En ese sentido, el miembro del Centro de Estudios Económicos y Sociales Scalabrini Ortiz (CESO) se preguntó cuáles son las herramientas con las que cuenta el gobierno nacional para dar una respuesta “inmediata” a un problema “urgente”, luego de que intentó, a través de buenas señales, dialogar con el sector agroexportador. “Nosotros señalamos como negativas algunas negociaciones como la de Precios Máximos y la de las bajas de las retenciones. La Copal rechazó toda la política de Precios Máximos y no hubo ninguna respuesta en términos de liquidación de divisas por parte del campo”, recordó.

Con cifras que hablan de que un 20-25% de los costos en la producción agrícola están asociados al maíz y sin los consumidores sentados en la mesa de negociación, “una posible suba de retenciones es fundamental para que sea una negociación y no una claudicación”, concluyó el especialista.