La tiendita del horror

Una vez más, el grupo de intelectuales, científicos y artistas liderados por la farmacéutica Sandra Pitta busca instalar otra insólita idea respecto de la gestión de la pandemia por parte del gobierno nacional. Con sólo 300 firmas y escasa representatividad, emitieron un comunicado donde alertan acerca del “uso ilegal del terror sanitario” para “someter a la población”.

 martes, 1-septiembre-2020

En un llamado a luchar contra el miedo y por la libertad, el grupo anticuarentena liderado por la investigadora Sandra Pitta alertó por el "terrorismo sanitario" del gobierno que busca someter a la población.


Con el afán de desacreditar el manejo de la pandemia y tratando de asemejar al gobierno nacional a una gestión que se sitúa por fuera de la Constitución Nacional, el grupo de intelectuales, científicos y artistas liderados por la farmacéutica y biotecnóloga Sandra Pitta emitió un comunicado en donde alertan a la población por el “uso ilegal del terror sanitario” con fines de sometimiento. En ese sentido, señalan que “la cuarentena indefinida” está siendo aprovechada para “avanzar en proyectos de impunidad personal y en la concentración de poder de grupos políticos oficialistas”. Sin embargo, no desarrolla ninguna idea respecto del oportunismo de la oposición política en su constante estímulo al movimiento anticuarentena.

Según publicó Infobae, el documento titulado “Por la vigencia de la Constitución y la democracia” cuenta con una base “sólida” de 300 firmas. Teniendo en cuenta los 44 millones de argentinos que habitan el territorio, el apoyo significa sólo el 0,0006% de la sociedad. En una ensalada donde enarbolan banderas en defensa de la República, se filtran algunos reclamos que – casualmente – viene exigiendo Juntos por el Cambio. “El presidente eligió romper cualquier posibilidad de acuerdo social para hacer frente a la pandemia, al impedir trabajar a quienes dependen de un ingreso para su sustento, y al intentar apoderarse de empresas privadas, mientras apunta a una reforma de la justicia totalmente extemporánea”, precisa el texto, en una clara alusión al proyecto de expropiación de la cerealera Vicentin denunciada por estafa al Estado, simulación de quiebra y fuga de capitales.

“Me preocupa la anarquía”, expresó Sandra Pitta, una de las responsables de acusar al gobierno de ser una “infectadura”. “Acá todo el mundo está tirando hipótesis, datos y acá necesitamos números. La situación se les fue de las manos. Llegamos a un punto que parece que perdieron el control”, reclamó durante una entrevista a radio La Red, a pesar de que el documento que firmó junto a Luis Brandoni, Juan José Sebreli, Darío Lopérfido, Federico Andahazi y Maximiliano Guerra, no incluye ninguna estadística que permita corroborar sus enunciados.

Tomando en cuenta cifras oficiales, “la cuarentena más larga del mundo” que aplicó la “infectadura” a través del “terrorismo sanitario”, consiguió – al día de hoy- la no saturación del sistema de salud al tener una ocupación de camas de terapia intensiva de alrededor de 60,6% en todo el país, luego de cinco meses de aislamiento con flexibilizaciones en gran parte del territorio. Según el último reporte diario de las autoridades sanitarias, Argentina tiene 308.376 personas recuperadas de coronavirus, 417.735 infectados y 8.730 muertes por Covid-19 en lo que va del año.