“La timba sigue hegemonizando la economía”

La expresidenta del Banco Central mostró su preocupación por la quema de reservas desde que el FMI depositó el último desembolso por 10.800 millones de dólares. “Casi el 100 % se evaporó en un mes”, sostuvo, al tiempo que criticó “la lógica perversa del negocio financiero que domina todo sobre la producción”.

 jueves, 9-mayo-2019

La expresidenta del Banco Central cargó duro contra el plan económico del Gobierno.


Los datos de la fuga de capitales de este mes impresionan. El FMI le habilitó al Gobierno la posibilidad de detener la suba del dólar quemando reservas. “Lo que está haciendo el Fondo es bancar al Gobierno para financiar la fuga de capitales”, dijo la expresidenta del Banco Central, Mercedes Marcó del Pont. Según la economista, con los datos de ayer, ya se ha liquidado un monto equivalente al 100 % del último envío (10.800 millones de dólares).

Marcó del Pont criticó que el Gobierno haya dicho que terminando con la regulación a la salida de dólares se solucionaban todo los problemas. “Hay un problema mucho más central que tiene que ver con la restricción externa, que tiene que ver con cómo está funcionando el mundo en esta lógica perversa del negocio financiero que domina todo sobre la producción”, indicó, al tiempo que sostuvo que, cuando esa apertura se dio, “los dólares empezaron a fugarse y fugarse”.



En una entrevista con Nada del Otro Mundo, la exfuncionaria recordó que el estatuto del FMI prohíbe los préstamos para financiar fuga de capitales, por lo que en el caso de la Argentina la dirección del FMI está violando su propio estatuto.

“Hoy lo único que sigue hegemonizando el funcionamiento de la economia en argentina es la timba financiera, mientras siguen cerrando empresas, sigue aumentando el desempleo, sigue cayendo el consumo, sigue desplomándose la inversión, y el gobierno a lo único que aspira es a calmar el dólar hasta octubre”, puntualizó Marcó del Pont, y consideró que el modelo actual de tasas de interés altísima sumadas a la quema de reservas “es una combinación perversa”.

El país de la fuga

Marcó del Pont criticó que “se ha tomado como una cuestión normal que se pueda ahorrar en una moneda que no es la propia” y aseguró que “cuesta encontrar casos similares al de Argentina”. “Si el dólar es una variable tan relevante para la formación de precios y garantizar estabilidad, ¿cómo es que la política pública no se va a plantear una regulación para que el dólar se utilice para lo que se necesita?”, se preguntó. Según dijo, el dólar en el resto de los países “se utiliza para transacciones con el resto del mundo pero no como materia de atesoramiento”.

“La campaña del cepo caló muy fuerte. Era como el derecho humano a comprar dólares. Eso no existe”, disparó y cerró con un pronóstico duro: “En un país que se ha transformando en una timba financiera, donde en cualquier empresa el gerente financiero es más importante que el gerente de la producción, es un país que no puede funcionar nunca”.