“La verdadera respuesta va a venir de la política, no de la justicia”

El diputado Rodolfo Tailhade, integrante de la comisión bicameral que controla a los organismos de inteligencia, señaló que las primeras 22 detenciones ordenadas en la causa por el espionaje ilegal surgen de una investigación profunda donde se encotró mucha prueba de violaciones a la Ley de Inteligencia. Además, aseguró que la autoría ideológica del espionaje fue de Mauricio Macri y la mesa judicial que operaba durante su gobierno.

 miércoles, 1-julio-2020

El diputado Rodolfo Tailhade, miembro de la comisión Bicameral de Control y Seguimiento de Organismos de Inteligencia del Congreso, aseguró que las detenciones fueron ordenadas para evitar interferencias en la investigación.


El escándalo político alrededor del espionaje ilegal ordenado durante la gestión de Mauricio Macri sobre periodistas, políticos, religiosos, líderes sociales y sindicales, derivó en las primeras 22 detenciones solicitadas por el juez Federico Villena y hoy comenzarán a tomarse declaraciones a los ex funcionarios y ex espías involucrados. Sin embargo, la causa recién está comenzando y, según el diputado Rodolfo Tailhade, la justicia todavía no alcanzó a los responsables ideológicos.

“Estas 22 personas fueron los que ejecutaron operaciones ilegales. Lo que falta son las personas que les dieron las órdenes a este grupo operativo. En ese grupo de personas que dieron las órdenes van a ingresar los máximos responsables de la AFI, Gustavo Arribas, Silvia Majdalani, Fernando De Andreis, que es el jefe directo de Susana Martinengo y también Juan Bautista Mahiques. El juez debería avanzar sobre los que tenían la autoría ideológica, que son el ex presidente de la Nación y su mesa judicial, que se reunían en Casa de Gobierno para tomar decisiones relacionadas con el Poder Judicial, quién iba preso y quién no, qué causas se armaban contra quién, qué salía en los medios, qué noticias judiciales había que generar el fin de semana” dijo Tailhade en una entrevista con Nada del Otro Mundo.

El diputado, que integra la Comisión Bicameral de Control y Seguimiento de Organismos de Inteligencia del Congreso, agregó que “la verdadera respuesta va a venir de la política, no de la justicia” debido que que investigaciones como la de Villena o la de Alejo Ramos Padilla en la causa del falso abogado D’Alessio “son esfuerzos individuales muy valorables, pero que chocan con un sistema que se los quiere comer”. “A Ramos Padilla salió el propio presidente de la Nación a amenazarlo y pedir la destitución porque estaba investigando al poder”, recordó Tailhade, en referencia a una entrevista con Luis Majul en la que Macri, por entonces mandatario, apuntó contra el juez y pidió que el Consejo de la Magistratura lo destituya. “Estamos haciendo una investigación sobre la realización de actos de inteligencia prohibidos por la ley durante el gobierno de Macri”, agregó el diputado. “Acá no se están buscando detenciones ni que vaya preso nadie. Acá se está buscando la verdad de lo que ocurrió en cuatro años en materia de inteligencia, que fue una banda apropiándose de los organismos vinculados a la inteligencia nacional para hacer persecución política, campañas electorales, para apretar gente, para lo que se sabía desde la causa D’Alessio”.