La vuelta del “queremos preguntar”

En la conferencia de prensa que ofreció Mauricio Macri hoy en Río Cuarto, limpiaron de la lista para realizar preguntas a los medios críticos, autogestionados y cooperativos, a pesar de que estaban anotados. La organización no dio respuestas y el presidente, cuando un periodista reclamó, se encogió de hombros.

 jueves, 1-noviembre-2018


Hace sólo una semana, Mauricio Macri participó del cierre de la 74º Asamblea de la Sociedad Interamericana de Prensa. Entre representantes de grandes medios dijo que “nunca antes ha habido tanta libertad de prensa como ahora”. Hoy, pisoteó esos dichos: en el acto en Río Cuarto, hubo una conferencia de prensa en la que llamativamente sacaron de la lista para realizar preguntas a todos los medios críticos y autogestionados.

“Nos anotaron en una lista para preguntar. Yo estaba quinto en el orden. Al momento de anunciar quiénes iban a realizar preguntas, no quedamos. Sólo quedaron los medios tradicionales y nacionales. De los medios cooperativos, ninguno”, contó a Al Revés el periodista Maximiliano Chapezzoni, del semanario informativo El Megáfono.

Entre los medios locales que preguntaron, estuvieron: el diario El Puntal, cuyo gerente es el excandidato a intendente en Río Cuarto por Cambiemos, Eduardo Yuni; Canal 13, que pertenece a los hermanos Ricardo y Enrique ‘Coti’ Nosiglia (presente en el acto); y la radio LV16, de corte ultraoficialista. Casualmente, El Megáfono, al igual que la radio de la Universidad Nacional de Río Cuarto, Otro Punto, revista Retruco y revista Breve, se quedaron sin preguntar.

Entre los medios provinciales y nacionales, preguntaron radio Mitre, el diario La Nación, La Voz del Interior y Teleocho de Córdoba. En un escenario con un número de preguntas acotado, el periodista de radio Mitre, en un acto de ‘arrojo periodístico’, le preguntó por la final de la Copa Libertadores que jugarán River y Boca.

“Cuando nos quejamos, no nos dijeron nada. Es más, cuando fue la conferencia yo me paré en frente de la mesa del presidente y vinieron los de seguridad. Le cuestioné que no habíamos podido preguntar los medios locales. Hizo un gesto encogiendo los hombros y se fue”, relató Chapezzoni.

Aunque parezca increíble, hace sólo unos días en la Asamblea de la SIP, Macri completó sus declaraciones diciendo: “Que los funcionarios respondan preguntas libremente, en conferencias de prensa abiertas y constantes. En donde los periodistas que preguntan no son elegidos a dedo sino por sorteo, para que no haya ningún tipo de censura”. Al parecer, la verdadera libertad hoy en Argentina no es la de prensa sino la que se otorga a sí mismo el gobierno para censurar.