Lacunza, entre la serenidad y la incomodidad

El ministro de Hacienda, Hernán Lacunza, salió a explicar las medidas decretadas ayer. Sostuvo que la medida “preserva las reservas poniendo límites a una eventual dolarización” y que se les informaron las medidas a las otras fuerzas políticas, aunque aclaró que “no hay un cogobierno”. “Sabemos que son medidas incómodas”, admitió.

 lunes, 2-septiembre-2019

Hernán Lacunza explicó las medidas publicadas ayer por decreto en el Boleo Oficial.


Lacunza estaba sereno, sereno estaba Lacunza, podría leerse con la clásica y conocida melodía. “Estoy bien, sereno, convencido de que lo que estamos haciendo es lo mejor que podemos hacer para el cuidado de los argentinos”, dijo el flamante ministro. La conferencia para explicar el decreto de ayer, prometida para las 9 de la mañana, fue en horas del mediodía y tras una reunión de gabinete: “Sabemos que son medidas incomodas, no son las que deseamos en la argentina que todos queremos, pero son medidas necesarias para evitar males mayores”.

Esos “males mayores”, para Lacunza, terminan todos en aumento de la pobreza. O sea, en resumen: el cepo volvió para frenar el aumento de la pobreza. “Estoy respaldado, confortable en medio de una situación tensa”, manifestó el funcionario.



No se animó a aventurar un pronóstico sobre la decisión del FMI de habilitar o no un nuevo desembolso para la Argentina ni tampoco un valor para el dólar. Sobre lo primero, dijo que “Argentina cumplió con todos los requerimientos y los compromisos fiscales y monetarios”. “No prometí ningún valor sino que considero que va a ser estable, sin comprometerme a ningún valor específico. En este rango de precios hay razones para esperar la estabilidad. Es suficientemente alto y tiene colchón para absorber cualquier shock o contingencia”, argumentó sobre el dólar.

Sobre el decreto de ayer, deslizó que fue una propuesta del Ministerio de Hacienda llevado al equipo de Gobierno para su evaluación. “La medida de ayer preserva las reservas poniendo límites a la eventual dolarización pero con absoluta disponibilidad del patrimonio de cada uno de los argentinos. Todos pueden hacer lo que quieran con lo que ya tienen”, aclaró Lacunza.

“Las medidas no fueron consensuadas. Sí fueron informadas, compartidas, en un diálogo institucional. Las medidas están a cargo del gobierno, no hay un cogobierno”, manifestó el titular de la cartera económica. Consultado sobre la posibilidad de que vuelva a haber un dólar paralelo, dijo:: “No nos gusta la economía informal. El Estado no tiene herramientas ni vocación de regularla”.