Las cicatrices del tarifazo

Según el Indec, el consumo de servicios públicos en septiembre registró una caída general del 4,6 % respecto al mismo período del año anterior y una caída del 2,6 % en relación a agosto. Desde octubre del año pasado, cayó todos los meses excepto en abril.

 miércoles, 12-diciembre-2018

Los peajes fueron los servicios que más cayeron en septiembre.


“El bolsillo no es zonzo”, dirían en el barrio. Y el esquema tarifario argentino ha servido para demostrarlo de vuelta. El Indec publicó el indicador sintético de servicios públicos de septiembre y, una vez más, todos los datos marcan una fuerte baja. En comparación a septiembre del año anterior, la caída general es de 4,6 % y de 2,6 % si se mide el nivel contra agosto de este mismo año.

La evolución desde octubre del año pasado mete miedo: salvo en abril, todos los meses hubo una caída al comparar el indicador de servicios públicos con igual mes del año anterior. La caída de septiembre fue, por lejos, la más pronunciada de toda la serie. Hasta ahora, el mes con mayor caída de la medición había sido mayo, con -1,7 %.

Excepto el transporte de carga (+1,3 %), el resto de los servicios públicos mostraron números negativos. Los peajes sufrieron una reducción de 13,1 %; la utilización de los servicios de correo bajó un 8,9 %; el transporte de pasajeros, con boletazos y quita de subsidios para 2019, cayeron un 6,8 %; el uso de telefonía bajó un 4,7 %; la electricidad, gas y agua –o sea, los servicios indispensables- se redujeron un 2,4 %; y la recolección de residuos tuvo una caída de 2 %.

Mientras el pueblo argentino se achica hasta el extremo en cosas básicas como los servicios, el presidente Mauricio Macri –que estuvo este fin de semana de vacaciones y ya confirmó que se volverá a ir de vacaciones para año nuevo- dijo que “este fue un año duro”. En un acto en el Parque Nacional Iguazú, el mandatario destacó “el esfuerzo de todos los argentinos” y aseguró que “a mayor esfuerzo, mayor esperanza”.