“Las deudas que tenemos las Pymes fueron producto de las políticas de estos cuatro años”

Hasta agosto de este año, ya habían cerrado más de 1700 Pymes en todo el país. Marcelo Fernández, titular de CGERA, criticó al gobierno actual por “no quitarle los pies de encima” a las pequeñas y medianas empresas y obligarlos a competir con productos importados sin ningún tipo de regulación. También apuntó contra la UIA por el silencio que mantuvo durante estos últimos años. “Parecía que estaban en otro país”, expresó. De acuerdo con la idea del pacto social propuesto por Alberto Fernández, ayer se reunieron junto a miembros de la CGT y crearon una Mesa de Planes Sectoriales para presentarle al equipo técnico del candidato del Frente de Todos.

 viernes, 20-septiembre-2019

Ayer, Marcelo Fernández, titular de CGERA junto a Rodolfo Daer de la CGT presentaron una agenda para el futuro de las Pymes


El trabajo y la producción: dos de los sectores más castigados por el programa económico que aplicó insensiblemente el gobierno de Mauricio Macri. Ya no es una sensación ni una postura netamente opositora: el desempleo alcanza el 10,6% y se cerraron más de 1700 pymes en todo el país. Frente a esta cruda realidad, ayer la Confederación General Empresaria (CGERA) se reunió con los gremios industriales de la CGT para presentar un documento al equipo técnico del candidato del Frente de Todos, Alberto Fernández, en donde proponen una serie de planes y estrategias para encontrar una salida a la crisis que atraviesan las Pymes y los trabajadores de la mismas.

Entre las medidas que destacan como necesarias para el futuro del sector, el titular de CGERA, Marcelo Fernández, enumeró la baja en las tasas de interés, una mejor administración del comercio, la facilidad del acceso a crédito y la revisión de plazos para pagar deudas. Así, explicó que necesitan que “les saquen los pies de encima para que podamos trabajar”, al mismo tiempo que indicó que a las empresas se les volvió muy complicado competir con los productos importados porque se vieron asfixiados “con las elevadas tarifas de luz, de gas y de agua que tenemos”. “Las deudas que tenemos las Pymes no fueron provocadas porque nosotros invertimos mal o nos compramos casas en Punta del Este, decidimos miles de viajes a Europa o nos compramos yates, sino que fueron producto de las políticas de estos cuatro años. La Pyme, ahogada con la cantidad e impuestos, no pudo pagar y se salió del sistema”, aseguró.

En ese sentido, hizo referencia a la pesada herencia que va a tener el nuevo gobierno por la inactividad, o sea, por la gran cantidad de fábricas cerradas y las pocas que quedan en funcionamiento. Además, apuntó contra la UIA por estar mucho tiempo callada: “parecían que estaban en otro país”. La preocupación por el futuro impulsó a que el sector empresarial se reuniera con representantes de los sindicatos para pelear en conjunto lo que se viene. “Con la CGT somos un solo sector: el que produce y trabaja”, indicó Fernández. De esa manera, señaló que toman las banderas de lo que fue la Vieja Confederación Económica que creara Gelbard sobre el pacto social, una de las principales propuestas de Alberto Fernández, destacando que no sólo debe haber un acuerdo de precios y salarios, sino de políticas que favorezcan el crecimiento y el desarrollo del sector. “El acuerdo social es muy necesario. La industria no puede tener políticas de 4, 10 años, sino que necesita de 30, 40 años para desarollarse”, argumentó. También añadió que además de incorporar al movimiento obrero a la discusión, hay que discutir cómo le ponen dinero a la gente porque “no es cuestión de largar un bono o un doble aguinaldo cuando hay empresas que no están pudiendo pagar el medio aguinaldo de julio”, haciendo clara referencia al parche económico dispuesto por el gobierno semanas atrás.

La presentación de esta Mesa de Planes Sectoriales se enmarca en un contexto en donde otros sectores empresariales como Industriales Pymes Argentinos (IPA) y la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME) están pidiendo al Congreso sesiones extraordinarias para la sanción de la Ley de Emergencia Pyme. “Apelamos a la sensibilidad de los legisladores para que hagan un alto en la campaña electoral y piensen que un país que atraviesa una profunda crisis como la actual no entiende de tiempos de recambio de gestión sino que precisa medidas urgentes para evitar que las Pymes, que son las que más empleo generan, puedan resistir esta tormenta que será extensa, gane quien gane”, alertó Daniel Rosato, titular de IPA. Por su parte, desde CAME, exigieron el compromiso de todos los sectores políticos para los próximos meses para la asistencia financiera, el mantenimiento y la creación de empleo.