Las Lebacs y Caputo, enésimo round

Hoy vencen 408 mil millones de pesos de Lebacs. El gobierno ya anunció que va a renovar 150 mil millones, sumado a 100 mil millones de los bancos que irán a notas o títulos, por lo que 150 mil millones serán pájaros volando que pueden ir al cántaro del dólar y presionar sobre la cotización.

 martes, 18-septiembre-2018

Luis Caputo vs las Lebacs, una lucha reiterada. El presidente del BCRA busca que el peor golpe no le toque al dólar.


Otra vez las Lebacs amenazan la estabilidad del dólar, ya de por sí movedizo en las últimas semanas. El vencimiento de hoy asciende a 408 mil millones de pesos y Caputo y sus muchachos anunciaron que van a ofrecer la renovación de 150 mil millones de pesos de Lebacs para tenedores no bancarios, quienes tienen en su poder 300 mil millones. El restante quedará en el aire y ejerce presión sobre la cotización ante la posibilidad de que esos fondos viren al dólar.

Los otros 100 mil millones para completar el vencimiento están en poder de los bancos, que tendrán que escoger entre Notas del Banco Central (NOBAC) a un año de plazo y Letras de Liquidez (LELIQ), que son las opciones que les dio el BCRA.

El gobierno anunció tiempo atrás su intención de desarmar el paquete de Lebacs por lo que, ante cada vencimiento renueva un monto menor que lo vencido. Los 150 mil millones que quedarán sueltos hoy son fuente de preocupación por sus posibles efectos sobre el tipo de cambio. El Banco Central subastó ayer 300 millones de dólares para lograr cerrar la ronda con una baja de algunos centavos en la cotización y enfrentar esta jornada. Sin embargo, la capacidad de liquidar reservas es cada vez más acotada, ya que las reservas disponibles están por debajo de los 15 mil millones de dólares (ayer, las reservas totales cayeron por debajo de los 50 mil millones de dólares).

Las reservas prenden alarmas: de los 15 mil millones de dólares que envió el FMI ya se consumieron 13.654 millones y el desarme de Lebacs costará de acá a fin de año al menos 3.300 millones de dólares. Algunos se animan a proyectar que costará casi el doble. Y el gobierno no tiene muchas más respuestas que la subasta de reservas.

Una eventual escapada del dólar sería un golpe duro a las previsiones anunciadas ayer por Dujovne durante la presentación del Presupuesto 2019. Según las estimaciones que dio el ministro, el dólar va a cerrar el año en $ 38 (debería bajar más de 2 pesos) y el promedio del año que viene va a estar en $ 40,10 (sería una suba gradual desde los $ 38 en enero hasta los $ 42 en diciembre, aproximadamente). Si el dólar escala nuevamente esa meta ya quedará casi incumplible a sólo 24 horas de anunciada. Consultoras privadas estiman un dólar a $ 43 a fin de año.