Las reservas, en terapia intensiva

El Banco Central informa que el nivel de reservas es de 51.446 millones de dólares. Sin embargo, de ese monto la gran mayoría son deudas que el BCRA ya tiene comprometidas. Descontando eso, las reservas llegan, con viento a favor, a 16 mil millones de dólares. Según Miguel Ángel Broda, de marzo a hoy "el Banco Central vendió 28 mil millones de dólares".

 viernes, 7-septiembre-2018

Los números oficiales muestran a las reservas por encima de los 50 mil millones de dólares, el disponible real es menos del 30 por ciento.


El ritmo que lleva la economía argentina pone a las reservas del Banco Central frente a un abismo. Por detrás del nivel de reservas que informa diariamente el BCRA, hay un número del que poco se habla: las reservas netas, o lo que algunos economistas llaman “el disponible real”, se ubican entre 10 mil y 16 mil millones de dólares, según el economista que se consulte.

Un dique que además se seca cada día más, ya que Luis Caputo sale a subastar esos fondos para contener la cotización del dólar. Ayer fue la excepción: por primera vez en semanas, no hubo intervención del BCRA con venta de dólares.

El economista Miguel Ángel Broda, del ala dura de los profetas del shock y cercano al gobierno, fue quien advirtió sobre esta cuestión en diálogo con Radio Mitre. Además, sostuvo que, más allá del tipo de cambio, el problema es “el flujo de dólares” ya que “la demanda de dólares para turismo, para atesorar y para pagar importaciones excede la única oferta de dólares que son los cobros de exportaciones”. O sea: varias canillas de salida de dólares abierta y una sola canilla de entrada, que encima muchas veces se queda sin presión.

Tal como lo refleja el diario Tiempo Argentino, el economista Salvador Di Stéfano hizo un cálculo días atrás, cunado las reservas estaban en 55.976 millones de dólares. Para calcular las reservas netas descontó: los encajes -un porcentaje de los depósitos en cajas de ahorro en dólares en los bancos- que sumaban 14.117 millones de dólares; los préstamos que recibió el BCRA ascendían a 23.125 millones; caja para pagos inmediatos de 8.198 millones. Esa resta ubicaba a las reservas netas en un nivel muy frágil: apenas 9.636 millones.

Sumado al último ítem para obtener un disponible real el número ascendía en ese momento a 17.834 millones, aunque desde ese día hasta hoy el BCRA hizo varias ventas. Incluso, el viernes pasado llegó a hacer tres subastas en un día.

Desde el 22 de junio, cuando impactó el primer desembolso del FMI, las reservas cayeron de 63.270 millones de dólares a los 51.446 que informa actualmente. Detrás de eso, las reservas netas empiezan a aparecer como un número preocupante.