Las sierras no se tocan

Convocadas por la Mesa Coordinadora de Asambleas Vecinales de Traslasierra, mañana jueves se realizará una marcha para rechazar la instalación de una mina de litio en Las Tapias, aunque es la Secretaría de Minería de la Provincia la autoridad competente para aprobar o rechazar este tipo de emprendimientos. Funcionarios de esa repartición confirmaron que hay un estudio preliminar por parte de la empresa australiana Dark Force, aunque adelantaron que la cantidad del mineral no justificaría la inversión económica del proyecto.

 miércoles, 16-enero-2019


Por Camilo Ratti

Antes de que el daño ya esté hecho, las asambleas vecinales de Traslasierra se manifestarán para rechazar cualquier tipo de proyecto de instalación de una mina de litio en la localidad de Las Tapias, donde se encuentra una mina que desde hace un siglo provee de cuarzo y feldespato, y que en la década del 60 también proveyó de litio a la industria química, aunque no de manera significativa.

La convocatoria es concentrarse a las 21 en la sede del Concejo Deliberante de esta comuna traslaserrana, ya que en sesión extraordinaria se trataría una ordenanza para prohibir la megaminería en el lugar. De todas maneras, es la Provincia quien tiene competencia para prohibir o rechazar cualquier tipo de emprendimiento minero, que se rige por el Código de Minería de Córdoba y por la ley de Política Ambiental 10.208.

La inquietud de la población de una de las zonas turísticas más importantes de Córdoba, obedece al interés de la empresa australiana, Dark Force, de extraer litio en esa mina, ya que es uno de los minerales más codiciados en la actualidad, indispensables para las baterías de celulares y demás aparatos electrónicos.

De hecho, el 65% del mineral que hay en el mundo se encuentra en una zona cordillerana que comparten Argentina, Chile y Bolivia, cuyos salares son codiciados por las multinacionales y Dark Force es la subsidiaria de la principal productora mundial de litio, también originaria de ese país de Oceanía.

extraccion litio.

Los salares de la Cordillera son codiciados por las multinacionales mineras para la extracción de litio.

Esta minera adquirió los derechos de explotación de 34 mil hectáreas en la zona de Traslasierra (que exceden a Las Tapias) y según información oficial está en la etapa “exploratoria”. Jorge Cornaglia, geólogo y Director de Minería de Córdoba, declaró a medios de la zona que Dark Force “está realizando un estudio para saber si la cantidad de litio justifica la inversión en esta mina, que funciona desde hace 100 años por betas, no a cielo abierto”.

“En Minería está presentado un informe de impacto ambiental de las minas de Las Tapias, y una empresa australiana firmó un convenio con la empresa Andino para hacer un estudio geológico y saber qué cantidad de litio puede haber. La empresa se retiró del lugar en octubre y por el momento no dieron novedades de que regresen porque los estudios no fueron satisfactorios para ellos”, confirmó Cornaglia.

Jorge Fragule, geólogo del Departamento de Investigaciones Geológicas de la Secretaría de Minería de Córdoba que también habló con la prensa, adelantó que la cantidad de litio que se encuentra dentro del mineral espodumeno (y requiere todo un tratamiento químico para obtenerlo) “no sería importante”.

Los funcionarios se trasladaron para asesorar al intendente de Las Tapias, Ricardo Hidalgo, quien aseguró que “no va a permitir ningún emprendimiento que pueda afectar la salud de la población”.

Hecha la ley, ¿hecha la trampa?

La ley ambiental de Córdoba prohíbe la megaminería metalífera por sus consecuencias al medio ambiente y a la salud de la población. Sin embargo, Daniel Ardita, abogado de la Asamblea Ambiental de Traslasierra, explicó al programa Bajo el Mismo Sol, de Radio Nacional Córdoba, que el proyecto de Dark Force es engañoso: “Ellos dicen que no la mina no es metalífera porque el litio está dentro del espodumeno y que ese tratamiento se haría fuera de Córdoba, por lo que no violarían la ley ambiental”.

En tanto, Luis Jiménez, del Foro Ambiental de Traslasierra, asegura que “la mina es metalífera porque lo que se busca extraer, el litio, está dentro del espodumeno. Y la Organización Mundial de la Salud dice que el polvo de este mineral es nocivo para la salud, produce silicosis, un endurecimiento de los pulmones, que al no tener laxitud puede producir hemorragias”.

mina las tapias.

Imagen de la mina de Las Tapias donde una empresa australiana busca extraer litio.

Los funcionarios de Minería aseguran que el expediente “está en una etapa previa, para saber si la cantidad de litio hace rentable o no el emprendimiento”, y remarcan que “en caso de aprobarse, la mina no sería a cielo abierto, sino con un trabajo artesanal, por betas subterráneas, como ha funcionado hasta el momento”.

El legislador Oscar González, oriundo de la zona, apoyó la instalación de la mina: “La estamos tratando de reactivar porque generaría nuevos puestos de trabajo”.

Una ruta polémica

Al conflicto por la posible instalación de la mina de litio está el proyecto de construir una nueva ruta que uniría Mina Clavero por Villa Dolores. Según los ambientalistas, “sería una ruta especial para la minería, cuya desembocadura está a 900 metros de la mina, cruzando el río Los Sauces y bordeando el autódromo de Villa Dolores, que sería la población más afectada en caso de concretarse la mina”.

“El principal problema de este tipo de emprendimientos es que la gente no sabe de qué se trata. La licencia social que deben incluir los proyectos no es posible porque ni el Estado ni las empresas informan a la población”, advirtió Ardita, quien no pudo acceder al expediente en la Secretaría de Minería. “Hasta para la etapa exploratoria se necesita un estudio de impacto ambiental, y este proyecto no lo tiene. Incluso tampoco se ha convocado a una audiencia pública, que la ley establece como requisito para que éstos puedan participar del debate”.

Por los antecedentes de la Provincia en otros conflictos ambientales, la instalación o no de la mina parece depender de la fortaleza y resistencia de las organizaciones ambientales, y de los los cálculos económicos que haga Dark Force.

Por la salud de la población y el patrimonio paisajístico de Traslasierra y de Córdoba toda, ojalá no den los números.