Laura Alonso le ganó a la inflación

La titular de la Oficina Anticorrupción consiguió la mejor paritaria del país, con un incremento del 50% en el presupuesto, que en un 83% se destina a pagar los sueldos de sus 117 trabajadores.

 martes, 23-julio-2019

Laura Alonso consiguió un aumento del 50% en el presupuesto destinado a la Oficina Anticorrupción, cuyo 83% se destina a sueldos.


En medio del ajuste, de los recortes presupuestarios y la suspensión de obras, la mejor paritaria del país la consiguió nada menos que la Oficina Anticorrupción de Laura Alonso, la mano derecha de Mauricio Macri y que le aseguró al gobierno no iniciarle ninguna investigación por, justamente, posibles actos de corrupción que se realicen durante los años de gestión de Cambiemos.

De 68 millones de presupuesto destinados en 2018, Alonso consiguió que en 2019 le asignen un 50% más, hasta alcanzar los 102 millones que se destinan casi en su totalidad al pago de los sueldos de los empleados de la oficina.

Bajo la conducción de Alonso, según datos publicados por la revista Noticias, trabajan 72 profesionales, en su mayoría abogados y contadores, 12 asistentes técnicos y 33 administrativos, entre los que se reparte el 83% de los recursos del despacho. Además, la OA tiene entre sus funciones la de “insertar el país en el mundo”, de acuerdo a lo que indica el decreto firmado por Macri en su Plan Nacional Anticorrupción. Para entenderlo con números, son más de 2 millones de pesos que en 2019 se destinan viajes, participaciones en congresos y en “dar una imagen de una Argentina confiable”, que en la mayoría de los casos protagoniza Alonso. En los últimos tres años, Laura Alonso dijo haber realizado 14 viajes al exterior con estos objetivos.

De acuerdo a lo declarado, hasta 2018 la OA realizó 196 investigaciones anticorrupción y en 41 casos se presentó como parte querellante pero solamente de denuncias a funcionarios de la gestión kirchnerista. Según declaraciones de Alonso, las querellas en las denuncias contra el macrismo deben realizarlas los fiscales. “Nosotros hemos hecho aportes de información en varias causas y dado que he sufrido acusaciones personales durante mucho tiempo respecto de parcialidad o falta de imparcialidad, y por la falta de recursos humanos que también tenemos, en este momento no estamos querellando en ninguna de esas causas, porque para que me acusen de encubridora o de ir a embarrar las causas de la corrupción, que la lleven adelante los jueces y fiscales”, justificó en una charla con Luis Majul.