“Les mandamos el virus”

Luis Cámera, uno de los médicos que integra el equipo de especialistas que asesoran a Alberto Fernández, se refirió a la restricción por decreto de reuniones sociales por 15 días y aseguró que la diseminación del coronavirus se está dando en este tipo de encuentros antes que en los vínculos comerciales o laborales. Además, dijo que el principal punto de partida de los contagios comienza en Buenos Aires.

 lunes, 3-agosto-2020

Luis Cámera, médico clínico del equipo asesor del gobierno nacional, habló en Nada del Otro Mundo por la 102.3.


Desde hoy y por 15 días, las reuniones sociales estarán prohibidas por decreto presidencial y la medida apunta, según explicaron los especialistas, a reducir las posibilidades de diseminación del Covid-19 en todo el territorio. En una entrevista con Nada del Otro Mundo, Luis Cámera, uno de los médicos del equipo de asesores del gobierno nacional, explicó que es en ese tipo de encuentros que se detectó la mayor cantidad de brotes en las últimas semanas.

“Lo que vimos aquí es que muchos de los brotes fueron por reuniones sociales, no por el trabajo o la actividad comercial, donde se hacen las colas, se toma distancia y se usan barbijos. Pero cuando hay encuentros, charlas, esos momentos de distracción donde se generan los problemas”, dice el médico. “Cuando la gente sale, termina sociabilizando y ahí es donde se pierde el cuidado. Hace mucho que no me encuentro un amigo, o no veo a mi nieto, y cuando te encontrás, perdés la distancia porque es una conducta humana normal, que está muy bien. Ahora está mal porque está el virus. En nuestra cultura es muy difícil. Esa conducta es muy difícil de cambiar, y por eso se toman estas medidas restrictivas porque cuando se da cierta libertad, no logramos ser cuidadosos de esa libertad, sobre todo ahora, con el ánimo social agotado y la presión de las circunstancias económicas”.

En cuanto al origen geográfico de la pandemia en Argentina, Cámera no duda en señalar que el inicio de la cadena está en el Área Metropolitana de Buenos Aires, desde donde “les mandamos el virus” a todas las provincias. “Hasta ahora, con el control de Ezeiza, los repatriados que hicieron cuarentena y las distintas restrucciones, logramos contener los avances muy violentos del virus, pero no logramos eliminar la carga viral que se está poniendo muy en manifiesto en el AMBA”, señala. “Hace tres semanas, la carga viral en todo el país era mínima, pero al aumentar en el AMBA, el virus está yendo a las provincias en cuatro ruedas o en ocho con los camiones que van y vienen. Nosotros, desde el AMBA, estamos recontaminando a las provincias, más allá de que en algunas provincias pueda entrar gente con virus de otro lado, pero el gran núcleo con problemas somos nosotros. Probablemente estemos en el pico máximo de infección. Esta semana se vio un equilibrio en CABA y en la otra empezaríamos con un ligerísimo descenso, pero no en el AMBA donde se está incrementando”, dice.