Ley de Condena Histórica a la Pobreza

Lejos de mejorar su situación, la implementación de la Pensión Universal de Adultos Mayores (PUAM) en lugar de la jubilación mínima, llevó a que el 16% de esos adultos mayores hoy se encuentren por debajo de la línea de pobreza, lo que no hubiera ocurrido de mantener el sistema que estuvo vigente hasta marzo de 2016. Este recorte de la Anses equivale a poco menos de dos días de intereses que el Banco Central paga por las Leliq con las tasas vigentes del 65%.

 martes, 26-marzo-2019


Macri no sólo prometió Poberza 0, sino que los jubilados iban a estar mejor. Por eso en octubre de 2016, con el decreto 881 y luego de la aprobación de la Ley de Reparación Histórica -Ley 27.260- , se votó la implementación de la Pensión Universal de Adultos Mayores (PUAM) para el 70% de los que cobraban la jubilación mínima y tenían más de 70 años. Entre enero de 2017 y diciembre de 2018, eso incrementó en 110.711 los casos de personas mayores que perciben la PUAM.

Según un informe del Centro de Economía Política (CEPA) el “ahorro” de la Anses terminó perjudicando a quienes supuestamente venían a beneficiar desde el gobierno, que cortó el acceso a la jubilación mínima con moratoria por el otorgamiento de la PUAM. El organismo de la seguridad social gasta 2.766 millones de pesos menos en un año, suma que equivale a poco menos de dos días de intereses generados por LELIQ por parte del Banco Central, con tasa nominal anual de 65% y una tasa efectiva anual que supera el 90%.

“En marzo de 2016 la jubilación mínima superaba la línea de pobreza en 40%, mientras que en la actualidad, a marzo de 2019, sólo la supera en 13%, llegando a un punto mínimo en febrero de 2019 (previo al último aumento de movilidad), cuando apenas superó la línea en 5%”, advierten desde CEPA.

Además, los 100 mil pensionados/as superaban en marzo de 2016 la línea de pobreza en 12%, tres años después los montos se ubican 9% por debajo de dicha línea, con un punto mínimo en febrero de 2019 (16% por debajo de la línea de pobreza). “De haberse mantenido la moratoria previsional, esas personas se encontrarían por encima de la línea de pobreza, mientras que al reemplazar la misma por la PUAM y como resultado del aumento de la Canasta Básica Total, estas personas hoy se consideran pobres por ingresos”.

Para poder sobrevivir y pagar los alimentos y los medicamentos, el endeudamiento de estos 110 mil casos de beneficiarios/as de PUAM es altísimo. “De un total de 49 mil tomaron créditos en ANSES, lo que significa que la mitad de los/as beneficiarios/as de las pensiones universales está endeudada (45%). Esto representa 80% más que lo que cobran mensualmente los beneficiarios/as de PUAM”.