Lo importante será lo urgente

Luis Arce adelantó que la primera medida que tomará cuando asuma la presidencia de Bolivia será comenzar a combatir el hambre con un bono para los sectores más vulnerables de la población. Además, iniciará las gestiones para llevar a juicio a los responsables de las masacres de Sacaba y Senkata, tras el derrocamiento de Evo Morales.

 miércoles, 21-octubre-2020

Lucho Arce anunció las primeras medidas económicas para su gestión y el inicio del jucio por las masacres de Senkata y Sacaba, durante el gobierno de facto de Jeanine Añez.


Bolivia es una fiesta y el triunfo de Luis Arce con más del 53% de los votos en primera vuelta ratificó el regreso del Movimiento Al Socialismo (MAS) al comando del estado, luego del derrocamiento de Evo Morales en noviembre del año pasado. El presidente electo anunció que las dos primeras medidas de su gobierno serán el otorgamiento de un bono para combatir el hambre y el inicio del juicio a los responsables de las masacres de Senkata y Sacaba.

“Lo primero que vamos a hacer es pagar el bono contra el hambre. Eso está aprobado por la Asamblea, el Ejecutivo no lo hizo, el financiamiento está asegurado”, dijo Arce en una entrevista con Cadena A, en referencia a las primeras definiciones que tiene previstas para combatir el impacto de la pandemia en la población más pobre de su país.

Por su parte, Omar Aguilar, jefe del bloque del MAS en la Cámara Alta, aseguró que el gobierno de Arce tiene previsto iniciar las denuncias contra el gobierno de facto de Jeanine Añez por las masacres en las localidades del interior boliviano. “Por supuesto que se le está iniciando un proceso de juicio de responsabilidades contra la Presidenta (Jeanine Añez) por las muertes de Senkata y Sacaba”, dijo, y agregó que “en este caso es la Asamblea la que va a determinar las responsabilidades respectivas respecto a estas muertes. Nosotros ya hemos concluido la fase de entrevistas y declaraciones, y esta semana vamos a elaborar el informe”, donde se da cuenta de “37 muertos en los conflictos de Ovejuyo, Senkata, Huayllani, Sacaba, Montero (Santa Cruz) y Betanzos (Potosí), 27 muertos han sido por proyectiles de bala, algunos con calibre 22, otros calibre 5.5 milímetros y calibre 7.62”, detalló.