Lo que el viento se llevó

Cambiemos no sólo gobernó para los sectores más concentrados de la economía, sino que también se planteó el objetivo de aumentar las ganancias de la familia Macri. Según una investigación del periodista Juan Amorín, empresas vinculadas a Gianfranco Macri se vieron beneficiadas con la compra - venta de los parques eólicos, obteniendo dividendos por 70 millones de dólares.

 martes, 24-noviembre-2020

El negocio con los parques eólicos durante el gobierno de Cambiemos dejó ganancias de aproximadamente 70 millones de dólares para el Grupo Macri.


Además de asumir la presidencia con 214 causas, Mauricio Macri supo cosechar otras denuncias judiciales y generar nuevas investigaciones en la Justicia. El espionaje ilegal, la concesión de los peajes, el Correo Argentino, los millonarios créditos otorgados irregularmente a Vicentin y el negocio de los parques eólicos son algunos de los casos que comprometen seriamente al ex presidente.

Casualmente, ayer el periodista Juan Amorín dio a conocer otro dato relevante en la investigación por la compra-venta de seis parques eólicos. Bajo el idea de promover el desarrollo de “energías renovables” y siempre fieles a un dudoso entramado empresarial, el gobierno de Cambiemos otorgó – sin licitación – la concesión de estos parques a dos empresas controladas por Usir S.A – en donde tiene participación Gianfranco Macri – y luego las vendió a otras compañías. Compró por 25 millones de dólares y a los dos años vendió por USD 95 millones: obtuvo ganancias por 70 millones de dólares a través del famoso “pasa manos”.

Usir S.A fue creada a fines de diciembre del 2015 por el contador del grupo Macri, Mariano Payaslián, y representó la fachada “ideal” para ocultar la participación de la firma Sideco – propiedad de la familia del ex presidente – en el negocio con el Estado. Como si esto fuera poco, el informe periodístico revela que el hermano Gianfranco solicitó y recibió un préstamo por 5 millones de dólares de la compañía que lucró con la compra-venta de los seis parques eólicos ubicados en Chubut y en Miramar, provincia de Buenos Aires.