Lo único que no se ajusta es la deuda

Un informe del Observatorio de Políticas Públicas de la Universidad de Avellaneda muestra que el gobierno de Macri redujo en casi un 60% la inversión pública en sectores clave de la economía, pero expandió un 90% los fondos del Estado a pagar deuda.

 jueves, 17-enero-2019


“Nuestro problema hace 70 años es que gastamos más de lo que nos entra”, repite como mantra el Presidente Macri para justificar el ajustazo que viene implementando desde que asumió, pero que se sintió fuerte en el 2018 y se sentirá peor en el año en curso.

El esfuerzo que pide a la ciudadanía no lo padecen los acreedores. Según un informe de Observatorio de Políticas Públicas de la Universidad Nacional de Avellaneda (UNDAV), en el acumulado entre el final de 2015 y la culminación de 2018 Macri redujo “las principales funciones del gasto, pero expandió la erogación a pagar la deuda pública un 90%”.

En algunos sectores de la inversión pública, el ajuste de Cambiemos fue brutal: 57% en Vivienda y Urbanismo, 55,6% en Trabajo; 53,8% en Industria, 51,5% en Agricultura (prácticamente desmanteló la Subsecretaría de Agricultura Familiar), 50,2% en Agua y Alcantarillado (que hoy lo sufren las provincias inundadas) y 37,6% en Ciencia y Técnica, con un Conicet que no tiene ni para el café.

El trabajo elaborado por el equipo que lidera el economista Santiago Fraschina, advierte que “si se incorpora la proyección de presupuesto 2019, la reducción de partidas para política industrial trepa al 57% en solo cuatro años”, y explica que en 2018 la inversión social y los subsidios sobre los servicios públicos fueron 6 puntos menos que en 2015.