Los abuelos en la nada

De las 54 residencias de Córdoba, hay más de 10 geriátricos con casos positivos y alrededor de 80 adultos mayores contagiados de Covid-19. Desde la Unión de Geriátricos advirtieron que “no son hospitales” y que el Estado debe dar una respuesta frente a un panorama muy complicado. Además de ser grupo de riesgo, son pacientes que necesitan permanecer aislados en lugares intermedios y/o ser internados, sumado a que pueden desmejorar en el transcurso de horas.

 miércoles, 30-septiembre-2020

Es preocupante la situación en los geriátricos de Córdoba, donde más de 10 residencias ya tienen casos positivos, sin posibilidad de aislamiento real y atención médica adecuada.


Ya a principios de septiembre, el infectólogo y asesor del COE, Juan Pablo Caeiro, había alertado sobre la situación en los geriátricos. “Si los asilos se siguen infectando masivamente va a ser muy peligroso porque eso significa que casi todos terminan internados”, aseguró. Desde la Unión de Geriátricos de Córdoba informaron que, de las 54 residencias, hay más de 10 con casos positivos y alrededor de 80 pacientes infectados de coronavirus. El panorama es muy delicado porque no cuentan con los recursos ni con el personal médico necesario para proteger la salud y la vida de los residentes. “No somos hospitales”, aclaró la titular Nora Kurth a medios locales.

Según explicaron, hasta julio el COE derivaba a las personas contagiadas a lugares de atención de segundo nivel, pero ahora restringió la internación sólo cuando el estado de salud sea crítico e inestable. Frente al difícil escenario, la cámara presentó un recurso de amparo en la Justicia para exigir al Estado y a las obras sociales que brinden respuestas a la compleja situación. Puntualmente, las residencias buscan que los residentes Covid-19 positivos tengan la posibilidad de aislarse en espacios intermedios y/o internarse en sanatorios. Además, sostienen que no se consiguen camas, no llega el servicio de emergencia a tiempo y el desmejoramiento del paciente puede producirse en el transcurso de pocas horas.

Otro de los problemas está relacionado con los contagios que comenzó a sufrir el personal de apoyo y los médicos que trabajan en las residencias. La referente valoró la tarea que realizan los trabajadores de las residencias – mucho con pluriempleo – y remarcó que el responsable de esta situación es el virus. Hace algunas semanas, la Secretaría de Acceso a la Salud de la Nación precisó que, a partir de los 60 años, la letalidad comienza a aumentar de manera pronunciada. Mientras a los 70 años el coronavirus tiene una mortalidad que alcanza al 16,3% en los hombres, luego de los 90 asciende a 20,2% en mujeres y a 31,2% en varones. “Vamos camino a lo que ocurrió en España, donde las personas morían en las residencias porque no recibían los cuidados necesarios para las complicaciones”, afirmó Kurth a Canal 10.