Los bancos ganaron, digamos todo

Aguafuerte del modelo Cambiemos: los bancos fueron casi los únicos (mega) ganadores en medio de la crisis de recesión, inflación, deuda y pobreza. De la mano del negocio de la timba financiera y de las tasas que llegaron al 65%, los bancos ganaron 121% en un año y son los grandes ganadores de la gestión Macri.

 jueves, 14-febrero-2019

El negocio bancario fue el gran ganador del modelo Cambiemos.


A los asalariados en sueldo les aumentó 20 puntos menos que la inflación y la pérdida de poder de compra de los salarios cayó entre el 12 y el 14% en 2018, las fábricas pymes cierran al ritmo de cinco por día en Córdoba, semana a semana la inflación y la recesión condenan a más argentinos a la pobreza pero, digamos todo, los bancos ganaron como nunca.

Las entidades bancarias, según un informe del sector, ganaron un 121% en 2018 con respecto a 2017 y superaron los 170 mil millones, con lo que nuevamente fueron los campeones de la economía en la era Macri. De hecho, en diciembre, mientras la industria y la construcción de derrumbaban, los bancos tuvieron rentabilidad récord. Una selfi del modelo monetarista neoliberal, parasitario y anti mercado interno que impulsa el gobierno de Cambiemos.

La suba de las tasas de interés (que el BCRA llegó al 65% anual para intentar infriar la economía, y cómo lo logró) fue el motor del gran año bancario. Lo que paralizó a la economía y mató puestos de trabajo, fue ozono para los bancos. El ingreso por intereses se ubicó en 2018 en 483 mil millones de pesos, con un aumento del 69,4% respecto del año anterior.

T

ambién incidió a su favor el gran negocio del año: las inversiones especulativas y bicicleta financiera que rodaron de la mano de los títulos ajustados por inflación y la compra de bonos emitidos por el Central a tasas elevadas. Solo con el negocio de las Leliqs, los bancos ganaron el 203,6 por ciento interanual.