“Los bonos que anunciaron son 20 pesos por día”

El dirigente social Juan Grabois minimizó el impacto real de los dos bonos anunciados por el gobierno para beneficiarios de AUH. Son bonos de 1.200 pesos para septiembre y diciembre. Sostuvo que la política partidaria se retiró de los barrios y que sin las organizaciones sociales, la Iglesia y las ONGs, “esto estalla”.

 martes, 4-septiembre-2018

Grabois aseguró que el gobierno debe dar, como mínimo, lo suficiente para acompañar la inflación.


En su discurso de ayer, el presidente Macri admitió que “por la devaluación la pobreza va a aumentar” y delineó algunos paliativos que impulsará el gobierno, como asegurar los alimentos para comedores y merenderos, refuerzo en el programa de Precios Cuidados y dos bonos de 1.200 pesos para beneficiarios de la Asignación Universal por Hijo. El dirigente del MTE y de la CTEP, Juan Grabois, criticó la medida por considerarla insuficiente en medio del torbellino inflacionario.

“Este último anuncio de los dos bonos es lamentable. Si hacés la cuenta de cuánta plata es por día en los 120 días que quedan del año, son menos de 20 pesos por día por familia. Unos 5 pesos por integrante, no comprás ni tres caramelos”, disparó Grabois. En esa dirección, sostuvo que el gobierno tiene que dar “algo más porque con eso no se compensa la pérdida de poder adquisitivo”.

Aseguró que “estamos entrando en una situación de deterioro muy fea” pero destacó el nivel de organización de algunos sectores de trabajadores populares y movimientos sociales que “por suerte tienen la capacidad de llamarle la atención al gobierno y decirle: ‘Fíjense lo que está pasando porque esto va a terminar mal’”. “Nuestro pueblo no tolera más ajuste, hemos llegado a un piso. Sobre todo los más humildes. Va a haber un crecimiento en los niveles de conflictividad”, expresó.

Consultado sobre la presencia de los partidos en las zonas marginales, aseguró que “la política partidaria se ha retirado” y que “el puntero o referente barrial no existe más, lo que hay son mercenarios que trabajan para el que les pague”. “Existen las organizaciones sociales, la Iglesia y un montón de grupos y ONGs de pibes de clase media y media alta que van a bancar la parada sin demasiada perspectiva organizativa ni ideológica. Si no existiera ese tejido social, esto estalla”, opinó Grabois, entrevistado en el canal C5N.

El dirigente social detalló que en el interior de los barrios hay “situaciones de violencia endogámica, intrasocial, que no se ven hacia afuera y se están multiplicando”, y alertó que “en cualquier momento salen hacia afuera, con suerte como violencia social” ya que la otra opción es “como violencia individual de pibes haciendo cagadas porque no está lo que ordena la vida comunitaria, que es el trabajo”.