Los cañones del FMI apuntan al sistema jubilatorio

El FMI publicó un documento en el que recomienda a la Argentina bajar las jubilaciones. Además, aconseja a las personas prepararse para alargar su vida laboral y aumentar su tasa de ahorro privada para complementar la jubilación al retirarse. El ojo de Lagarde apunta al sistema jubilatorio.

 viernes, 18-enero-2019

Lagarde y los suyos piden bajar jubilaciones y que el sistema público sea menos "generoso" para que la gente ahorre por sus propios medios.


El Fondo Monetario Internacional publicó un documento que deja en claro que Lagarde y los suyos han vuelto a poner el ojo sobre el sistema jubilatorio. En el informe, el organismo le ‘recomienda’ a nuestro país reducir la tasa de sustitución, que es la relación entre el haber jubilatorio inicial y el salario. O sea, que la jubilación cubra un porcentaje menor del salario promedio que tuvo la persona durante su edad activa. En el documento, presentado esta semana, esa indicación es válida tanto para la Argentina como para Brasil.

Según el organismo que digita la política económica, es necesario “reducir la generosidad de las pensiones públicas” -en resumen: bajar jubilaciones- para que el sistema sea sostenible y reducir su peso en el PBI. “Suponiendo que no habrá cambios en las políticas, el envejecimiento de la población aumentará el gasto público en pensiones en algo más de 2 puntos porcentuales del PBI para 2050”, apunta el FMI. En este caso, no se refiere puntualmente a nuestro país sino a nivel global.

Para compensar esta reducción de las jubilaciones, el Fondo impone el ahorro privado. Es decir: que, mientras estén trabajando, las personas aumenten su tasa de ahorro privada pensando en la edad del retiro. En esa misma dirección, el Fondo recomienda a las personas: “Los trabajadores de hoy deberán prepararse para el futuro ahorrando más y prolongando su vida laboral”.

El FMI también señala que bajar las jubilaciones generaría supuestamente el beneficio de fomentar que las personas aumenten su tasa de ahorro, sabiendo que la jubilación no les va a cubrir sus necesidades económicas. “El ahorro privado disminuirá más precipitadamente en países con sistemas de pensiones públicas generosos, ya que las personas dependerán menos de sus propios ahorros cuando se jubilen”.