Los desafíos del Capitán Beto

Desde que asumió, el presidente Alberto Fernández tiene abiertos varios frentes de combate. La reestructuración de la deuda era el principal problema a resolver. Pero ahora se sumó una crisis sanitaria mundial sin precedentes provocada por el COVID-19. Según un informe de la Fundación Germán Abdala, Argentina tendrá el desafío de sobrevivir a la tormenta “sin desestabilizar la economía”, intentando reactivar un mercado laboral que fue fuertemente golpeado en estos últimos cuatro años y protegiendo la cuestión social.

 jueves, 2-abril-2020

Desde una perspectiva heterodoxa, los especialistas marcan que el objetivo principal del gobierno nacional va a ser poder capear la tormenta sin desestabilizar la economía


“Ya lleva cuatro meses en su periplo”. Al presidente Alberto Fernández, se le presentó no sólo el enorme desafío de negociar y reestructurar una deuda de alrededor de 200 millones para los próximos cuatro años, sino que al endeudamiento récord provocado por las políticas neoliberales aplicadas por el gobierno de Mauricio Macri, se le agregó la crisis sanitaria mundial sin precedentes provocada por la aparición del COVID-19. Una travesía difícil y compleja para nuestro país que ya venía cuesta abajo.

El Instituto de Trabajo y Economía de la Fundación Germán Abdala publicó su informe de Coyuntura Mensual correspondiente a marzo de este año. En el trabajo realizado por analistas económicos con perspectivas heterodoxas se marca este mes como un punto de inflexión en la historia económica moderna como resultado del cimbronazo que significó – y significa – la pandemia. De esta manera, señala que la mayoría de los países no cumplirán con las proyecciones de crecimiento previstas antes del COVID-19. Por el contrario, habrá una importante recesión, aunque se desconoce si será más o menos profunda que la del 2009.

En estas estimaciones, se pronosticaba que el mundo crecería 2,6 antes del virus, mientras que ahora se observa que bajaría a -1,5. Entre los continentes, la proyección de Europa era 1,2 antes del COVID-19 y ahora sería de -4,7; Asia registraba 5,5 de aumento y ahora podría declinar a 2,4; América Latina tenía 1,2 y post virus descendería a -2,7, lo que representaría la caída más importante de nuestro continente. En cuanto a Argentina puntualmente, ya iniciaba un ciclo con previsiones negativas antes de la pandemia, con un nivel de decrecimiento del -1,6, mientras que ahora bajaría a -3,1.

Frente a este complejo panorama, los especialistas señalaron que lo fundamental es que nuestro país pueda sortear la tormenta sin desestabilizar la economía, teniendo en cuenta la fragilidad del mercado laboral que heredó del anterior gobierno de CEOs – se perdieron 235 mil puestos en el sector privado, hay un 40% de trabajo informal y un 9% de desocupados – y sin descuidar la cuestión social.

De acuerdo al informe, el gobierno de Alberto Fernández deberá, por un lado, ver cómo coordina los vencimientos de la deuda junto a la administración de los 44.000 millones de dólares de reservas internacionales que tiene. Además, el otro desafío está relacionado con los flujos de moneda extranjera, porque “a la potencial emisión monetaria deberá sumarse el impulso fiscal orientado a paliar los efectos del COVID-19”. El estudio prevé que la emisión estará “por encima de la línea” de las cuentas públicas.

“Este tipo de crisis expone lo más brutal que hay en una sociedad”


Alfredo_Zaiat alreves.net.ar

El conductor del ciclo radial Cheque en Blanco valoró positivamente el rumbo elegido por el gobierno nacional frente a la pandemia

Ayer, el periodista especialista en economía, Alfredo Zaiat, dejó algunas declaraciones interesantes durante una breve entrevista que brindó a Futurock. Consultado sobre el contexto mundial y los efectos sobre nuestro país, el conductor del ciclo Cheque en Blanco dijo que “Argentina está quebrada gracias a Macri” y que las situaciones de emergencia sanitaria mundial “las sufren los que siempre vienen sufriendo”. “Este tipo de crisis expone lo más brutal que hay en una sociedad”, analizó.

Respecto de las medidas económicas y sociales que está tomando el gobierno nacional, el especialista valoró que “van por el camino correcto”, pero remarcó que, en este tipo de crisis las disposiciones, “siempre van a ser insuficientes”. “Cada día van a tener que seguir avanzando para seguir protegiendo a los más vulnerables”. En ese sentido, consideró que tiene que haber políticas muy específicas y territoriales, y “no solamente dejar el bolsón de comidas”.

En ese sentido, Zaiat explicó que el Ingreso de Emergencia Familiar de 10 mil pesos que van a recibir 3 millones de familias “lo hacen con emisión monetaaria”. Con relación a los fantasmas que existen respecto de esta maniobra, dijo que “menos mal que se emita, y que se emita mucho más porque es la forma de amortiguar los costos ineludibles de esta situación”. “Vos necesitas que fluya el circulante”, indicó. Respecto de los economistas ortodoxos, señaló que tienen análisis “a-históricos, conservadores y reaccionarios”. “No hay que caer en su trampa”, concluyó.