“Los funcionarios parecieran estar manejados como títeres por intereses que arman todos los guiones”

El ingeniero Horacio Tettamanti se mostró preocupado luego de la primera reunión del Consejo Nacional Hidrovía que se llevó a cabo hoy en la ciudad de Rosario. Frente una licitación que vence a fines de abril, cuestionó la falta de estudios de impacto ambiental, la ausencia del resto de las provincias en el debate, el silencio de los gobernadores frente al decreto y, fundamentalmente, la poca definición de cuál será la vía troncal de navegación de la que depende la mesa de los 44 millones de argentinos.

 Martes, 23-febrero-2021

El ex subsecretario nacional de puertos y vías navegables criticó la gestión del gobierno nacional frente al vencimiento de la operación de la Hidrovía.


Luego de 25 años, vuelve a estar en juego la soberanía nacional. A fines de abril, vence la concesión de la vía navegable troncal que abarca desde del Río Paraná hasta Montevideo, por donde atraviesa el 80% de las exportaciones de nuestro país. La futura licitación de las obras de modernización, ampliación, dragado y mantenimiento del tramo fluvial, como así también el papel que jugará el Estado, constituyen los ejes centrales del debate.

“Hay un enorme grado de improvisación. Pareciera que los funcionarios están manejados como títeres por otros intereses que arman todos los guiones”, opinó el ingeniero naval Horacio Tettamanti luego de la primera reunión del Consejo Federal Hidrovía que se llevó a cabo hoy en la ciudad de Rosario.

Para el ex Subsecretario Nacional de Puertos y Vías Navegables, el debate fue decepcionante. Tanto el ministro de Transporte, Mario Meoni – a quien el decreto 949/20 le delega la adjudicación de las obras – como algunos gobernadores presentes, hicieron hincapié en el Tratado Internacional de la Hidrovía – que involucra a cinco países- cuando, en realidad, lo que se está por concesionar es la operación de la “vía troncal de navegación” que es de carácter nacional. “Lo que debió haber sido una jornada para aclarar, fue una jornada para profundizar aún más esta enorme confusión sobre este tema tan importante para el país”, analizó en diálogo con Al Revés.

Ausencia y silencio provincianos

El especialista cuestionó que todavía no existan estudios de impacto ambiental y se mostró preocupado por la ausencia del resto de las provincias en la reunión. “Del Río de la Plata, depende la Patagonia y Córdoba, por ejemplo. Salvo las pocas exportaciones que salen por vía terrestre a Brasil, el resto de la poderosa industria cordobesa depende del Río de la Plata”, explicó.

También apuntó al silencio de los gobernadores de las provincias implicadas – Buenos Aires, Chaco, Corrientes, Entre Ríos, Formosa, Misiones y Santa Fe – que habían firmado el Acuerdo Federal Hidrovía el 29 de agosto pasado y que ahora, ante el decreto de noviembre, se dio marcha atrás. “Se iba arrancar con una empresa estatal para hacerse cargo de las tareas de navegación y después desapareció. Ningún gobernador preguntó y el tema se esfumó de la charla”, precisó. “Con este nivel de confusión y funcionarios, parecería que se anuncia un final muy caótico. O ya está definido a favor de las multinacionales de siempre”, conjeturó.

Discutir el modelo

Casi como si fuera un karma, el punto fundamental es poder discutir qué modelo queremos cómo país. “Tenemos que discutir cómo vamos a navegar los argentinos, por dónde, a favor de quiénes van a estar los ríos, a dónde va estar dirigida la inversión pública que pagamos todos los habitantes”, propuso. “La mesa de los 44 millones de argentinos depende de nuestros ríos. Pero parecería que no podemos discutir el modelo que impuso el Consenso de Washington en la década del 90”, finalizó.