Los hermanos sean unidos

Cinco camiones con oxígeno líquido llegaron a Manaos para asistir a pacientes graves con Covid-19, luego de que colapsara el sistema sanitario de la región. Aunque los gobiernos de Nicolás Maduro y Jair Bolsonaro rompieron las relaciones diplomáticas, la asistencia humanitaria ante la crisis sigue dispuesta para aliviar a la población.

 jueves, 21-enero-2021

Cinco camiones de oxígeno llegaron a Manaos, en el corazón del Amazonas brasileño, para asistir la emergencia sanitaria por la pandemia en la región.


El gobierno venezolano envio cinco camiones con un total de 107.000 metros cúbicos de oxígeno líquido para asistir la emergencia sanitaria en el amazonas brasileño, donde colapsó el sistema de salud y no había abastecimiento suficiente de insumos para atender a los pacientes de coronavirus.

El cargamento partió desde el estado de Bolívar, ubicado en el sur de Venezuela y llegó el fin de semana luego de un viaje de 1.500 kilómetros, con oxígeno que será distribuido en centros sanitarios de la región amazónica, luego de que se registraran decenas de casos de personas que fallecieron por asfixia ante la imposibilidad de conseguir oxígeno y en algunos casos ante la negativa de los hospitales de admitir nuevos pacientes por no tener disponibilidad de camas.

Pese a que las relaciones diplomáticas entre Brasil y Venezuela se encuentran interrumpidas debido a que Bolsonaro no reconoce la legitimidad del gobierno de Nicolás Maduro, el estado bolivariano se puso a disposición de los requerimientos de los gobernadores que les soliciten ayuda humanitaria para los habitantes.

La respuesta del mandatario brasileño fue irónica y provocadora, a pesar de la situación desesperante que viven los brasileños del Amazonas. “Si Maduro nos quiere suministrar oxígeno, podemos recibirlo sin ningún problema; pero podría dar ayuda de emergencia a su gente también, el salario mínimo allí compra medio kilo de arroz”, aclaró Bolsonaro a simpatizantes en Brasilia”, dijo Bolsonaro.

Brasil es el segundo país del mundo con mayor cantidad de muertos por Covid-19, después de Estados Unidos, y tiene un total de 211.000 fallecidos, además de 8,5 millones de infectados registrados. .