Los intereses del fuego

Al igual que en Córdoba, el fuego destruyó más de 300 mil hectáreas en la zona del Delta del Paraná el año pasado. Desde la Multisectorial Humedales denunciaron que en enero ya hubo más de mil focos de incendios y señalaron al sector ganadero como el principal beneficiario del ecocidio. En el Día Mundial de los Humedales, continúan exigiendo la sanción de una ley que proteja estos sitios que representan el 23% del territorio argentino.

 martes, 2-febrero-2021

A pesar de haber sufrido durante más de 6 meses el fuego, la pesadilla regresó a la zona del Delta del Paraná: en enero se detectaron más de mil focos de incendios.


Ni el coronavirus ni el fuego se quedaron en el 2020. Ambos continúan “vivitos y coleando” en este nuevo año. Según reportes del Plan Nacional del Manejo del Fuego, Entre Ríos – junto a Córdoba – fue una de las provincias más afectadas por los incendios el año pasado: durante más de seis meses, las llamas avanzaron por la zona del Delta del Paraná, destruyendo la flora y la fauna autóctona.

“Este año amanecimos nuevamente con quemas a lo largo de enero, a pesar de que ya había reverdecido y que han caído lluvias”, denunció Sebastián Martínez, integrante de la Multisectorial Humedales en Rosario. “Hubo más de mil focos de incendio en toda la zona del Delta, en lugares muy aislados y de difícil acceso, lo que nos da la pauta de que son totalmente intencionales”, explicó a Al Revés.

La extensión de la frontera ganadera, la construcción de barrios privados y los clubes náuticos son algunos de los “emprendimientos” que se burlan de la línea de ribera apropiándose de los humedales: ecosistemas que favorecen la acumulación y purificación del agua, brindan abrigo a la gran biodiversidad y significan una barrera blanda para suavizar las inundaciones.

“Hemos notado que aumentó el ganado en las islas y vimos muchas barcazas que transportan ganado. Entendemos que alguien se está beneficiando con todo esto y creemos que es el sector ganadero”, remarcó el miembro de la organización. “Sobre la costa de Rosario, hay muchos clubes náuticos que extienden la costa para poder amarrar los barcos y le ganan cerca de 200 metros al río”, indicó. De acuerdo a un estudio realizado por Humedales en Red , en Pilar (Buenos Aires) el barrio privado San Sebastián consta de 1100 hectáreas, de las cuales 600 son humedales robados.

Tres tristes provincias sin trato

La ausencia del Estado y la falta de coordinación entre las tres provincias afectadas – Santa Fe, Entre Ríos y Buenos Aires – propician una situación de extrema gravedad socioambiental. En el Día Mundial de los Humedales, desde la multisectorial continúan visibilizando el tema y presionando para que el poder político establezca límites claros al sector empresarial en todo el país, ya que el 23% del territorio argentino está compuesto por humedales. “Es fundamental que haya controles desde Ambiente que puedan hacer cumplir una Ley de Humedales”, definió el asambleísta. “Pedimos la colaboración de las organizaciones sociales y de las universidades porque si no quedamos a la buena de Dios”, finalizó.