Los jubilados y un saqueo sin alivio

Aunque son los que pagarán las medidas de ‘alivio’, los jubilados no recibieron ningún beneficio en particular para amortiguar la debacle económica de estos días. El Fondo de Garantía de Sustentabilidad ya perdió más del 50 % y ahora se lo va a volver a utilizar para pagar gran parte de los 40 mil millones que costarán las medidas que anunció Macri.

 viernes, 16-agosto-2019


Parece casi una burla: el Gobierno se justificó por no haber hecho ningún anuncio para los jubilados diciendo que ellos cobrarán un aumento en septiembre. La perversidad es total, ya que ese aumento del 12,2 % es para recuperar terreno perdido por la inflación de seis meses atrás y que además es una suba que forma parte del esquema previsto en la Ley de Movilidad, que este Gobierno modificó cuando saqueó a los jubilados con la reforma previsional de diciembre de 2017.

“Durante el gobierno de Macri no va a venir nada. Este aumento es para reparar el salario: con ese 12,2 % lo único que se podría haber logrado si no se fuera a producir este pico de inflación que se va a producir era empatarle a la inflación. Pero ahora con el desbande que ha tenido el dólar los jubilados van a volver a perder”, indicó el abogado especialista en temas previsionales, Miguel Fernández Pastor, quien detalló: “En el primer año, con el gobierno de Macri, las jubilaciones perdieron casi 10 puntos, en el segundo año no hubo pérdida, en el tercero casi 20 puntos y este año si la inflación ronda el 50 % se va se va a perder otro 10 %”.



Según Fernández Pastor, el gobierno “toma a los jubilados en forma despectiva porque creen que hagan lo que hagan los votan igual” y por eso declinan destinar fondos específicos para ellos. “Tratan de venderle espejitos de colores a aquellos que creen que no los votaron. Es una concepción perversa de la política: restricción de recursos, achicamiento del sistema previsional, ver cómo se expulsa gente”, reflexionó.

Lo más impresionante es que gran parte del costo fiscal de las medidas de ‘alivio’ que anunció el gobierno esta semana se va a pagar con plata de los jubilados a partir del Fondo de Garantía de Sustentabilidad (FGS), que fue esquilmado en estos tres años. Ese costo es de 40 mil millones de pesos, unos 669 millones de dólares.

“Al plan ‘alivio’ lo pagan los jubilados”, disparó Fernández Pastor, y recordó que en solo tres años se perdió más de la mitad del FGS. En noviembre de 2015, el valor del FGS ascendía a 64.133 millones de dólares, pero con el macrismo se perdieron 33 mil millones y hoy el valor ronda los 31 mil millones. “Los jubilados pagan el costo pero no reciben nada. Esa es la cruel realidad”, señaló el abogado previsionalista.

Pero el saqueo del FGS no termina ahí. Del ignominioso blanqueo que hizo el Gobierno, 11 mil millones de dólares debían ingresar al fondo de los jubilados, pero nunca aparecieron. “Los utilizaron en una economía paralela y nadie sabe por dónde fueron. Así que lo que se consumieron en términos reales fue 44 mil millones de dólares”, remató el especialista.