Los millonarios británicos no tienen coronita

Los cacerolazos contra el impuesto a los millonarios no se escuchan en el Reino Unido, donde el 61% de la población está de acuerdo con que se les cobre un extra para ayudar a paliar los gastos del Estado en tiempos de pandemia.

 viernes, 12-junio-2020

El gobierno de Boris Johnson avanza en el diseño de un nuevo impuesto a las fortunas mayores a 750.000 libras, para sostener los gastos del Estado con los que se afronta la pandemia de Covid-19-


Más que un océano de distancia separa las reacciones entre la sociedad británica y los cacerolazos de la CABA ante la posibilidad de implementar un impuesto a las grandes fortunas. Mientras en los barrios que concentran a la mayoría opositora al gobierno de Alberto Fernández se dedica a golpear ollas y sartenes contra un posible tributo a los millonarios, el 61% de la población en el Reino Unido se pronunció a favor de aplicárselo a quienes concentran las mayores fortunas en ese territorio.

Según una encuesta de YouGov, la aprobación a la medida que estudia implementar el gobierno de Boris Johnson es cada vez mayor. El proyecto apunta a solventar parte del rojo fiscal que afronta el estado británico para contener la emergencia sanitaria por el coronavirus, y que en el último año tuvo un acumulado de 300.000 millones de libras de déficit fiscal.

“En el contexto actual, no veo apoyo político para más recortes públicos” dijo afirma Arun Advani, profesor de la Universidad de Warwick. “Esta pandemia mostró cuántos trabajadores con salarios bajos están tomando enormes riesgos para mantenernos a todos a salvo. Debemos tener un acuerdo mucho más justo luego de esta crisis, con aquellos que tengan más espalda haciendo mayores contribuciones”, agregó Advani en una entrevista con The Guardian. “El gobierno ha demostrado que puede hacer algo radical ahora, como financiar el desempleo parcial o apoyar a los trabajadores autónomos. Soy optimista en que va a hacer nuevas propuestas para aumentar los impuestos a los más ricos”, agregó.