Los muertos en la carga ajena

Mientras Juntos por el Cambio acusa a la provincia de Buenos Aires por manipular cifras, el gobierno de la Ciudad de Buenos Aires especula con la carga de datos de las personas fallecidas por covid-19 con el objetivo de mostrar una disminución de las víctimas fatales en su territorio. Según revelaron investigadores, habría más de 1500 muertes que todavía no fueron registradas lo que representa casi un 50% más de lo publicado oficialmente.

 miércoles, 7-octubre-2020

Mientras CABA especula con la carga de datos de los muertos por Covid-19, Juntos por el Cambio acusó a la provincia de Buenos Aires de manipular la información cuando actualizó los números.


A pesar de que la comunicación del gobierno de la Ciudad de Buenos Aires intenta ser políticamente correcta y esquiva la confrontación, el aparato mediático que se pronuncia en nombre de Juntos por el Cambio condenó, semanas atrás, a la Provincia de Buenos Aires cuando incorporó una nueva forma de registro de fallecimientos por Covid-19 – además del Sistema Integrado de Información Sanitaria Argentino (SISA) que utilizan el resto de las provincias – que dieron como resultado más de tres mil víctimas fatales que no habían sido contabilizadas. Desde la bancada opositora alertaron por el “recalculo”, presentaron un proyecto para interrogar al ministro de Salud, Daniel Gollán, y acusaron al gobierno bonaerense de “comprometer la economía y las libertades individuales” con decisiones sin basamento científico.

Sin embargo, el “ábaco” del gobierno porteño habría cometido un “error” similar. Según revelaron matemáticos universitarios, habría más de 1500 muertes acontecidas entre julio y agosto que no fueron reportadas por el SISA, lo que representa una diferencia del 50% aproximadamente. De acuerdo a lo que explicaron los investigadores Guillermo Durán (UBA) y Rodrigo Maidana (UNLP) al El Destape, CABA tiene las herramientas para actualizar las cifras como la provincia de Buenos Aires pero todavía no lo hizo. “Da la sensación de que comienza ahora a hacerlo de a poquito para que no se note mucho”, opinó Durán.

En ese sentido, quien relativizó la posible manipulación y/o demora en la carga de datos en el gobierno de Horacio Rodríguez Larreta fue Fernán Quirós, el ministro de salud porteño. “Por supuesto que en pleno pico de la pandemia puede haber alguna demora”, dijo en relación al tema. Si bien negó que las cifras reales puedan llegar al número que alcanzó la provincia, los especialistas hablan de un índice de letalidad similar al de Buenos Aires – superior al 3% – con la carga parcial de información. “En la Ciudad de Buenos Aires entre el 1° y el 24 de septiembre se cargaban 34 pacientes fallecidos por día. Después de que hiciéramos el anuncio, cargaban 59 de promedio diario: casi un 90% más”, aseguró contundente el funcionario de Axel Kicillof.