Los privilegiados tienen quién los defienda

Los diputados de Juntos por el Cambio amenazaron con no dar quórum al debate parlamentario de la ley que reformará las jubilaciones de privilegio de jueces, fiscales y diplomáticos. Se trata del 5% de los beneficiarios del sistema jubilatorio y que se quedan con el 20% de los recursos del sistema previsional.

 jueves, 27-febrero-2020

Los jueces, fiscales y diplomáticos representan a una parte del 5% de los beneficiados por las jubilaciones de privilegio, que actualmente reciben el 20% de los recursos del sistema previsional.


Pertenecer al sistema judicial y diplomático tiene sus beneficios y quienes los reciben no quieren perderlos. Sin embargo, el proyecto que apunta a reformar este mecanismo que otorga el 20% de los recursos previsionales a un 5% de los más privilegiados del sistema se tratará este mediodía en la Cámara de Diputados luego de recibir el dictámen favorable en comisión.

Los más afectados por su posible aprobación rechazaron en amplia mayoría la posibilidad y desde el bloque de Juntos por el Cambio optaron por defender esos intereses y amenazan con no dar quórum al debate y de esta manera impedir que se vote en el recinto la modificación de las leyes 24.018 y 22.731 sobre el régimen previsional especial para funcionarios del Poder Judicial y del Servicio Exterior.

Durante su presentación en comisiones de Previsión y seguridad Social y de Presupuesto y Hacienda, el ministro de Trabajo, Claudio Moroni dijo que el proyecto no busca “eliminar los sistemas de protección de los jueces” sino reformar el actual régimen jubilatorio que se aplica al “5% de los beneficios más altos y que representan el 20% de los recursos que hoy tiene el sistema previsional”. “Se pagan 15 mil pesos a los haberes mínimos, de esos mismos recursos tenemos que estar detrayendo 10 mil millones de pesos para solventar las jubilaciones de los jueces”, dijo Vanoli

El proyecto, impulsado por el gobierno de Alberto Fernández y que se inscribe en la emergencia social y económica que atraviesa el país, tiene como objetivo eliminar los privilegios de los jueces y del cuerpo diplomático, un total de 8022 personas que perciben haberes de entre $335.000 y $235.000 pesos mensuales. La idea es que con la reforma, las jubilaciones sean equivalentes al 82% del promedio de las últimas 120 remuneraciones actualizadas.