Tormenta

21°

Córdoba
Capital

EN VIVO
NADA DEL OTRO
MUNDO
/ de 7 a 9 hs
suscripcion alreves.net.ar

Los reyes de la tasa

La Argentina tiene, por lejos, la tasa de interés de referencia más alta del mundo. Es casi el triple que la del segundo país en la lista. De los mercados emergentes, sólo Turquía acompañó en el último mes el ritmo de suba de tasa argentino. La política monetaria le mete un gancho al mentón al aparato productivo y caen las inversiones.

 Miércoles, 10-octubre-2018

Guido Sandleris, el hombre que desde hace dos semanas controla la política monetaria argentina. Heredero del trono de la tasa de interés más alta.


Nuestro país lidera con comodidad el ranking mundial de bancos centrales con más alta tasa de interés. Sobre el final del mes pasado y tras la renuncia de Luis Caputo, la tasa de interés de referencia se fue del 60 al 65 %. El único país que subió más que la Argentina este porcentaje en septiembre fue Turquía, que subió 6,25 puntos para llegar al 24 %. Sin embargo, en octubre, volvimos a dejar atrás a la tasa turca, ya que las Leliq ubican la nueva tasa –la utilizada para las Leliq- en 72,602 %.

Según un listado del sitio Trading Economics, con datos actualizados a septiembre, el país que le sigue a la Argentina es Surinam, con una tasa del 25 %. Luego viene Turquía con 24 %, Venezuela con 20,56 % y Haití con 20 %. Entre los primeros 40 países de la lista, sólo hay cuatro que son del grupo de los mercados emergentes: Argentina (1°), Turquía (3°), Egipto (9°) y Pakistán (40°). Si miramos el cono sur, exceptuando la ya mencionada Venezuela hay que ir hasta el puesto 34° del ranking para encontrar a Uruguay, con una tasa del 9,25 %.

Los números muestran a las claras el descalabro en que se ha convertido el manejo de la tasa de interés en nuestro país durante el último año.

¿Qué consecuencias concretas tiene la excesiva suba de la tasa de interés? Una respuesta la ofrece el Instituto de Trabajo y Economía Germán Abdala (ITEGA), que reveló en un informe que ya en agosto las inversiones cayeron un 9,5 %. Fue la caída más alta desde septiembre de 2016 y la tasa todavía no había subido sus últimos escalones (en aquel momento estaba a 60 %, hoy está en casi 73 %).

Mirando el informe en detalle, salta a las claras un dato significativo: las inversiones en Equipos Durables de Producción cayeron un 18,5 %. Hace un año que ese rubro mantiene comportamiento recesivo: no se compran equipos ni en el país ni en el extranjero. Un año atrás, el gobierno se jactaba de que la balanza comercial tenía un déficit alto por la importación de bienes de capital (si bien era cierto que habían crecido levemente, no explicaban el rojo récord de la balanza).

El precio del dólar y la dificultad para el crédito significan un impedimento para la producción y un castigo a las Pymes, las mayores generadoras de fuentes de trabajo en la Argentina. El gobierno apuesta cada vez más fuerte al sector financiero, aunque el país pierda en cada ronda y parece que por mucho tiempo más Argentina seguirá encabezando el ranking de tasas de interés mundiales.