Los UVA se pusieron agrios

Un informe de CEPA indicó que los créditos UVA subieron casi un 11% de abril a agosto, y un 10% el capital adeudado. Con respecto a la primera cuota de abril de 2016, el incremento fue del 78,41%. Ahora, la relación cuota-salario pasó del 23% a 29% en el caso de los estatales.

 viernes, 14-septiembre-2018

Los créditos UVA indexan por inflación tanto los intereses como el capital del préstamo.


Un informe de la Centro de Economía Política Argentina (CEPA) indicó que, por efecto de la inflación y la corrida del dólar, las cuotas de los créditos UVA de agosto se incrementaron casi un 11% desde abril de 2018 y un 78,41% desde una primera cuota pactada en abril de 2016.

En lo que compete al capital adeudado, que bajo esta modalidad también se actualiza, se incrementó sustancialmente. El aumento fue del 10% respecto a abril pasado y del 70% respecto a abril de 2016, señaló el estudio denominado “Créditos UVA. Análisis del impacto de la inestabilidad cambiaria en 2018”.

“Considerando las expectativas de inflación relevadas por el BCRA, la cuota del crédito sufrirá “un incremento adicional de 12,7% para los cuatro meses que restan del año”, adviertió el informe.

Por otra parte, el estudio destacó que desde que se implementaron los créditos UVA, “se endurecieron fuertemente las condiciones de acceso: la tasa aumentó de 3,5% a 6,5%, y el ingreso mínimo necesario se incrementó 165%”. “Actualmente para acceder a un UVA de U$S 80.000 se debe contar con un ingreso de al menos $47.147 (considerando una cuota del 30% del ingreso)”, explicó.

En cuanto a la evolución de nuevos créditos UVA otorgados en 2018, experimentan un cambio de tendencia, con una significativa desaceleración desde abril. “La tendencia es a la baja, con excepción del mes de marzo. Desde abril, cuando se inicia la corrida cambiaria, se agudiza la caída, pasando de $13.179 millones (otorgados) en dicho mes, equivalentes a U$S 649 millones, conforme el tipo de cambio promedio para ese mes ($ 20,23), a $4.900 millones en julio, equivalentes a U$S177 millones (a un tipo de cambio de $ 27,63), representando una reducción de 73% en el otorgamiento de estos créditos”, analizó el CEPA.

Otro aspecto que toma el informe es la relación cuota-salario y su evolución entre abril de 2016 y diciembre de 2018. “Se observa un sensible incremento del peso de la cuota en relación con el salario. En el caso de los estatales, el peso de la cuota se incrementa de 23% a 29% en relación con el salario, mientras que en el caso de la UOM lo hace del 51% al 64%. En el promedio de las remuneraciones aumenta de 30% a 36%”, ponderó.

Ejemplos

Tomando como ejemplo un crédito de US$ 80.000 bajo la modalidad UVA acordado en abril de 2016 en el Banco Nación (BNA) (para adquirir un inmueble de US$ 100.000, donde se necesitaría un aporte propio de US$ 20.000), con una duración a 30 años, con una tasa del 3,5%, la cuota pasó de $8.613 en abril de 2018 a $ 9.543 al mes de agosto 2018. Se trata de un incremento de $930 en la cuota, que representa 10,8% de aumento.

Si la comparación se efectúa respecto a la cuota inicial fijada en abril 2016, que era de $5.353, el aumento asciende a $4.191 adicionales, 78,41% más. Estos cálculos no incluyen el efecto de los incrementos inflacionarios que se observarán en los meses subsiguientes, desde septiembre hasta fin de 2018.

Considerando las expectativas de inflación relevadas por el BCRA en el REM, la cuota del crédito se incrementará respecto a agosto, en más de $1.400 para diciembre de 2018, llegando a $11.003, un incremento adicional de 12,7% para los cuatro meses que restan del año.

En cuanto al monto adeudado, habrá alcanzado en diciembre de 2018 los $2.321.235, más de $200.000
adicionales al monto adeudado en el mes de septiembre de 2018, es decir, un 10,5% adicional.