Lula ¿livre?

El Superior Tribunal de Justicia de Brasil redujo la sentencia al expresidente, lo que le permitiría acceder a la prisión domiciliaria o cumplir un régimen semiabierto a partir de septiembre, cuando se cumpla un año y medio de estar preso. Cabe recordar que el Tribunal de Curitiva que lo condenó no encontró pruebas materiales concretas en su contra.

 martes, 23-abril-2019


Condenado sin pruebas para evitar que fuera el actual presidente de Brasil, Lula, de 73 años, fue beneficiado con una baja de su pena de 12 años y 11 meses por otra de 8 años, 10 meses y 20 días.

La decisión del Superior Tribunal de Justicia le permitiría acceder a la prisión domiciliaria o pedir un régimen semiabierto desde el mes de septiembre, debido a que ya habría cumplido un sexto de su pena en prisión.

Con esta votación se allana el camino para que el líder del PT sea liberado este año o pueda beneficiarse al menos de un régimen semiabierto, con derecho al trabajo diurno, de acuerdo con expertos judiciales. La ley de Ejecución Penal así lo establece.

También podría alcanzar la libertad en el 2021, cuando cumpla un tercio de su pena, que hoy cumple en una celda especial de 15 metros cuadrados en un edificio de la Policía Federal en Curitiba, ciudad del sur del país en laque tiene sede el tribunal a cargo de la operación Lava Jato contra la corrupción.

Tribunal que reconoció que condenó al más importante presidente de Brasil por “convicción”, no por haber obtenido prueba material alguna que sustentara un fallo escandaloso.