Macri, el nuevo mejor alumno

La directora del FMI, Christine Lagarde, elogió a Macri por la “disciplina” que tuvo a la hora de aplicar los ajustes que el organismo de crédito le mandó realizar.

 jueves, 11-octubre-2018

Christine Lagarde en Bali, Indonesia, donde elogió a Macri en presencia de Nicolás Dujovne.


La relación entre el gobierno argentino y el FMI es cada vez más profunda. En Bali, Indonesia, la directora del Fondo, Christine Lagarde, volvió a elogiar al mandatario, al destacar la “disciplina demostrada por el gobierno del presidente Macri” para aplicar el plan de ajuste fiscal que tiene como objetivo final lograr el equilibrio de las cuentas públicas sin medir el costo social. El elogio recuerda a los que le dedicaban a Carlos Saúl Menem cuando seguía al pie de la letra los dictados del FMI.

Lagarde volvió a ‘bancar’ al gobierno argentino en un discurso pronunciado en la Asamblea anual del organismo de crédito en la ciudad de Bali, Indonesia. En el salón, mientras la francesa pronunciaba sus palabras, estaba el ministro de Hacienda y timonel de la economía argentina, Nicolás Dujovne, quien todavía espera la confirmación de la ampliación del crédito de 50 mil a 57 mil millones de dólares por parte del directorio del FMI.

Lagarde dijo que la crisis económica generada por el camino de ajuste sin miramientos que adoptó la Argentina se va a modificar: “Las cosas actualmente pueden cambiar y dar la vuelta a la economía”.

Sin embargo, las declaraciones públicas de Lagarde van en una dirección y los pronósticos del FMI van en la dirección contraria. Hace pocos días, el organismo estableció que la previsión de caída de la economía argentina para 2019 es de 1,6 %. En el Presupuesto, el gobierno plantea una caída del 0,5 %. Además, en su Informe sobre Perspectivas Globales admite que la inflación de este año va a rondar un 40 % y la caída de la economía se ubicará en un 2,6 %.

Es más, en las últimas horas, el organismo de crédito presentó allí mismo, en Bali, un documento en el que advierte sobre las debilidades de nuestro país ante una posible salida masiva de capitales. El FMI detalló que los mercados emergentes pueden sufrir una estampida de capitales y que nuestro país muestra “un extenso stock de pasivos externos que los exponen a desajustes cambiarios y riesgos para renovar vencimientos de deuda”, además de que “tiene bajos amortiguadores de reservas que hacen más difícil absorber shocks externos”.