“Macri es funcional a la estrategia de Estados Unidos”

Leandro Morgenfeld analizó la visita de Trump a la Argentina y la cumbre del G-20. Sostuvo que Macri se equivoca al pensar que sacarse fotos con los líderes de las potencias es una muestra de su éxito. Criticó la falta de coordinación con los países de la región y otros países emergentes.

 Jueves, 29-noviembre-2018

Macri junto al presidente Trump en Estados Unidos. El norteamericano vendrá por primera vez a Latinoamérica como presidente.


El historiador y especialista en las relaciones entre Argentina y Estados Unidos, Leandro Morgenfeld, opinó que “todo indica que la visita de Trump va a ser menos relevante que la que el gobierno argentino había imaginado”. Todavía no se sabe–y será imposible saberlo con antelación- cuánto tiempo estará en el país. Lo único concreto es que mañana por la mañana será la reunión bilateral entre Trump y Macri y que no habrá conferencia de prensa ni comunicado ni comida conjunta. Apenas una breve reunión privada.

Morgenfeld señaló que “Macri está haciendo una fiesta que va a costar más de 200 millones de dólares y va a intentar ser para la acumulación política de un Macri cada vez más debilitado”. Es por eso quizás que haya creído que la solución era adoptar la agenda de los países dominantes: “El gobierno de Macri cree que la acumulación de fotos pegadito a los dueños del mundo muestra su éxito. Yo creo que es exactamente lo contrario. Los únicos momentos donde Argentina pudo tener una relación menos asimétrica con EEUU fue cuando lo hizo coordinando con otros países de la región”. De hecho, las diferencias son marcadas: el PBI estadounidense es 33 veces mayor que el PBI argentino. “La idea de que Argentina puede ir de igual a igual en solitario con Estados Unidos o con China es el gran error estratégico del gobierno”, agregó Morgenfeld.

El historiador cargó contra el gobierno por desdeñar la unificación de estrategias y temas a tratar con otros países. “Macri eludió cualquier posibilidad de tener una agenda común con los países latinoamericanos”. De hecho, la fecha elegida lo demuestra: Temer llegará en sus últimos días como presidente y sin Bolsonaro y el sábado es la asunción presidencial en México, por lo que Enrique Peña Nieto sólo vendrá un rato y en su último día como presidente.

Otra variable de análisis es el rol que jugará Christine Lagarde. La directora del Fondo llegará para reafirmar el acuerdo con Argentina. “Macri está haciendo una fiesta que va a costar más de 200 millones de dólares y que, como vemos hoy en los diarios, intentara ser usufructuada para la acumulación política de un Macri mucho más débil que hace unos meses”, argumentó.

El gran visitante –el presidente yanqui- es una incógnita. No se sabe hasta cuándo estará ni qué reuniones tendrá. “Trump siempre aprovecha para hacer grandes gestos que tienen significado político”, dijo Morgenfeld.